AbbVie arranca con fuerza el 2023. La compañía biofarmacéutica ha lanzado al mercado un nuevo implante indicado para reducir la presión intraocular (PIO) en pacientes con glaucoma primario de ángulo abierto cuando los tratamientos farmacológicos previos han fallado.

De este modo, XEN63 expande la gama de implantes XEN, pudiendo ampliar el perfil de pacientes que se podrían beneficiar de una cirugía menos invasiva con el objetivo de frenar la pérdida de visión.

El glaucoma es una patología neurodegenerativa en la que el nervio óptico se daña y deteriora debido al incremento considerable de la PIO, provocando la pérdida gradual e irreversible de la visión.

Más del 7% de las personas con diabetes tiene edema macular diabético

A pesar de que más de 64 millones de personas en todo el mundo padecen esta enfermedad, todavía no se le conoce cura.  En cambio, los tratamientos existentes están dirigidos a evitar su progresión mediante la reducción y el control de la PIO.

En este contexto, AbbVie ha explicado que XEN63 es un pequeño tubo de gel biocompatible de 6mm que permite que el humor acuoso fluya directamente de la cámara anterior hacia el espacio subconjuntival.

“Esto permite reducir los niveles de la PIO y, en el caso de XEN63, se alcanzan PIO todavía más ambiciosadebido a que su diámetro interior es mayor que el de otros implantes. En consecuencia, la bajada de la PIO se mantiene en el tiempo.