Safilo ve el vaso medio lleno. El grupo, tomando como base los resultados obtenidos en el primer semestre del actual ejercicio, prevé alcanzar ya en 2022 los objetivos económicos establecidos en el plan de negocio 2024.

De hecho, el plan de negocio de 2024 contempla unas ventas netas de alrededor de 1.000 millones de euros y un margen Ebitda ajustado entre 9% y 11%.

Ahora, con los números en la mano y tras analizar lo sucedido en su cuenta de resultados entre enero y junio, Safilo espera que las ventas netas de todo el año 2022 crezcan a dígitos medios -a tipos de cambio constantes- en comparación con 2021, y que el margen Ebitda ajustado se ubique en alrededor del 10% desde el 8,4% registrado en 2021.

Safilo espera que las ventas netas de todo el año 2022 crezcan a dígitos medios -a tipos de cambio constantes- en comparación con 2021

Estas previsiones suponen para el resto del año un entorno económico y empresarial razonablemente estable en comparación con la situación actual y en relación con los factores macroeconómicos y geopolíticos.

Sin embargo, el grupo -que está liderado por Ángelo Trocchia- pretende ofrecer una actualización de sus objetivos económicos y financieros a medio plazo en el cuarto trimestre de 2022.

Safilo registró unas ventas de 570,9 millones de euros en el primer semestre del actual ejercicio, lo que representa un alza del 11,8% frente al mismo periodo de 2021.

En lo que se refiere solo al segundo trimestre de 2022, la multinacional italiana situó su cifra de negocio en 288,3 millones de euros, lo que equivale a un aumento interanual del 11,2%.