Nicox, grupo francés de oftalmología que desarrolló Vyzulta, ha cerrado el ejercicio 2022 con unas ventas de 3,3 millones de euros, compuestos en su totalidad por pagos de regalías.

El grupo ha explicado que su cifra de negocio está por debajo de la registrada en 2021, cuando la facturación se situó en 7,2 millones de euros. Sin embargo, de esa cifra, solo 2,4 millones correspondieron a regalías netas, mientras que 4,8 millones se generaron por el pago de licencias.

A 31 de diciembre de 2022, Nicox tenía una deuda financiera de 20,5 millones de euros, de los cuales, 18,7 millones de euros correspondían a un contrato de financiación de bonos con Kreos Capital firmado en enero de 2019, y un contrato de crédito de 1,8 millones de euros garantizado por el Estado francés en agosto de 2020 ,en el contexto de la pandemia de la covid.

En lo que concierne solo al cuarto trimestre, Nicox ha registrado unos ingresos netos de un millón de euros, compuestos en su totalidad por pagos de regalías netos.

Nicox ha destacado que la aceptación que tiene Vyzulta, una solución indicada para el reducción de la PIO en pacientes con glaucoma de ángulo abierto o hipertensión ocular. Vyzulta, con licencia exclusiva en todo el mundo para Bausch+Lomb, ya se vende en 15 países y se espera sumar 10 más en 2023.