Inicio AUDIOLOGÍA Multiópticas avanza en la desescalada con un protocolo de seguridad para sus...

Multiópticas avanza en la desescalada con un protocolo de seguridad para sus 230 gabinetes de audiología

Multiópticas/audiología
Multiópticas recomienda a sus audioprotesistas el uso de pantallas faciales.

Mutiópticas da otro paso en la desescalada poniendo el ojo en el sector de los audioproteistas. El grupo, liderado por Carlos Crespo, ha diseñado unos protocolos de seguridad exclusivos para sus gabinetes de audiología.

“Las medidas puestas en marcha son especialmente rigurosas dado que el colectivo de pacientes que suele precisar de este tipo de servicios está en una franja de edad especialmente vulnerable a los efectos de la Covid-19”, ha dicho Crespo, tras enfatizar que el grupo cuenta con 230 establecimientos de audiología.

Así, para proceder a la realización de consultas y revisiones de oído reduciendo al máximo el riesgo de contagio, el protocolo establece las siguientes medidas:

El gabinete cuenta con botes de gel hidroalcohólico a disposición del paciente y del personal de Multiópticas, siendo obligatorio desinfectarse las manos a la entrada y a la salida del mismo; dada la corta distancia a la que se realizan las pruebas, es obligatorio que el paciente use mascarilla higiénica o quirúrgica, que se le facilitará en el establecimiento, mientras que el profesional debe usar mascarilla FFP2, siendo recomendable también el uso de pantalla facial.

El gabinete cuenta con botes de gel hidroalcohólico a disposición del paciente y del personal de Multiópticas

El protocolo también establece que es es obligatoria la limpieza y desinfección, cada vez que se use el gabinete, de los elementos, equipos o materiales que hayan sido manipulados, de la misma manera que todo el material necesario para realizar una consulta o revisión debe ser desinfectado antes de que acuda el paciente; dado que las mascarillas, las pantallas faciales y los elementos de seguridad pueden interferir en la comunicación con el cliente hipoacústico, se hace necesario reforzar la comunicación no verbal y apoyarse en soportes escritos.

Además, como es muy común que el cliente de audífonos acuda con otra persona  al establecimiento, se aconseja que acuda en solitario, pero si no fuera posible, el acompañante debe permanecer en la sala de espera del establecimiento manteniendo las distancias de seguridad establecidas. En el caso de personas que precisan de asistencia, el acompañante puede entrar en el gabinete adoptando las mismas medidas de seguridad que el paciente.

CABINAS AUDIOMÉTRICAS

Una vez en el gabinete, el protocolo prioriza la realización de videotoscopia frente a la otoscopia tradicional, por ser la primera más segura.  Además, se utilizará material desechable siempre que sea posible: guantes, cánulas, batas, auriculares de inserción (que son desechables por definición) o, en su defecto, protectores para los transductores de vía aérea. En caso de utilizar material reutilizable, éste debe ser desinfectado antes y después de cada uso.

Los audífonos, moldes y tapones necesitan, asimismo, de especial atención en cuanto a limpieza

La cabina audiométrica exige de un protocolo riguroso de ventilación de al menos 10 minutos para cabinas de 1 metro, y de 20 minutos para espacios superiores. Tras ese período de ventilación, la cabina debe ser cerrada para evitar que se deforme. En cuanto al uso de desinfectantes, se deben usar productos especiales homologados que garantizan la desinfección de las superficies y que no aceleren el deterioro de los aislantes acústicos que están presentes tanto en la cabina como en las salas insonorizadas.

Los audífonos, moldes y tapones necesitan, asimismo, de especial atención. La batería de medidas implantadas contempla que toda manipulación se realice mediante guantes desechables y el uso de desinfectantes homologados no abrasivos (cuaternario de amonio y derivados o, en su defecto, solución de alcohol al 70%-90% con agua al 30%-10%), que deben aplicarse con gamuza húmeda. De manera adicional, para reforzar esta fase de limpieza y desinfección, pueden también utilizarse sistemas de ultrasonido, luz ultravioleta, ozono o similares.

En cuanto a la prueba de audífonos y/o moldes a medida, en caso de tener que tomar impresiones de los oídos del paciente, se prioriza la toma digital de impresiones frente a las tomas tradicionales. Asimismo, debe prevalecer, por seguridad, el uso de equipos retroauriculares en todas sus variantes.

En la entrega de los encargos, se instruye al paciente en el uso, mantenimiento y desinfección correcta de los productos entregados, y en la recogida de productos de prueba, se debe realizar na completa desinfección de los mismos para poder ser usados en pruebas posteriores.