Inicio CONTEXTO Menicon alerta de que su nombre está siendo utilizado de manera fraudulenta...

Menicon alerta de que su nombre está siendo utilizado de manera fraudulenta para hacer ‘phishing’

Sede de Menicon en Japón.
Sede de Menicon en Japón.

Menicon ha lanzado una alerta a escala global. La compañía ha comprobado que hay cibercriminales usando su nombre para hacer phishing.

“Hemos confirmado que hay cuentas de redes sociales y correos electrónicos falsos que no están relacionados con Menicon o el Grupo Menicon, pero que, de manera fraudulenta, pretenden ser correspondencia oficial”, ha explicado la compañía.

Menicon ha pedido a los profesionales del sector que, si encuentran un correo sospechoso o un mensaje de redes sociales no reconocido, “elimínelos sin abrir ningún archivo adjunto, responder o hacer clic en los enlaces incrustados”.

Existen cuentas en redes sociales y correos electrónicos falsos que no están relacionados con Menicon

La del phishing es una de las técnicas más utilizadas por los delincuentes para robar datos a las personas. Precisamente, Ramsés Gallego, director internacional de Seguridad, Riesgo y Gobernanza de Micro Focus, habló sobre este tema en una entrevista que ofreció a Modaengafas.com, la cual fue incluida en el Cuaderno ‘En camino hacia la digitalización‘, un documento que aborda varios puntos relacionados con la transformación digital de las empresas de la óptica y la audiología.

“El phishing consiste en pescar datos a través de un correo que suplanta la identidad de una empresa o un proveedor de confianza; al verlos, la gente se confía y pincha en el enlace, que una vez abierto, empieza a descargar cosas de las que -como usuarios no técnicos- no somos conscientes. A partir de ese momento, pasan cosas detrás de nuestro ordenador para obtener lo que se denomina command&control. Así, de manera sencilla, el ordenador pasa ser parte de una red zombi de las que los malos tienen el mando”, dijo Gallego.

(Ramsés Gallego (Micro Focus): “Todos los datos tienen un valor intrínseco y se monetizan en el cibermercado negro”)