Inicio SALUD VISUAL Lluís Bielsa (Bielsa Optics): “La visión binocular es la gran ausente en...

Lluís Bielsa (Bielsa Optics): “La visión binocular es la gran ausente en los protocolos de examen”

Lluís Bielsa
Lluís Bielsa.

Lluís Bielsa es el director técnico de Bielsa Optics y vicepresidente del Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de Cataluña, ha concedido una entrevista a Modaengafas.com sobre la visión binocular.

La entrevista a Lluís Bielsa está incluida en el Cuaderno de la Óptica, Salud Visual y Audiología, un documento que aborda la problemática de la miopía desde diferentes perspectivas.

Pregunta: ¿Por qué en las estrategias de prevención y control de la miopía apenas se contempla el hecho de que la visión es binocular?

Respuesta: En la mayor parte de protocolos de examen y no solo en las estrategias de prevención y control de miopía, la visión binocular suele ser la gran ausente. Pensar en diseñar una estrategia optométrica sin contemplar la visión binocular es como pretender resolver un problema leyendo sólo una parte del enunciado. Teniendo en cuenta que las disfunciones binoculares no estrábicas afectan a una cuarta parte de la población, resulta difícil entender el por qué no se contemplan.

P. ¿Cuál es la consecuencia de que en los protocolos de examen no se incorpore la evaluación de la visión binocular de manera sistemática?

R: La consecuencia es que el examen “cojea” y por tanto la propuesta de solución al problema puede no ser la más adecuada. Renunciar a evaluar la visión binocular en un examen es como comprobar si una persona anda bien haciéndola saltar a la pata coja (pero eso sigo que el examen “cojea”). Somos tan bípedos como binoculares, tenemos dos piernas para coordinarlas de manera eficiente y cómoda, igual que tenemos dos ojos para coordinarlos de la misma manera.

“No tenemos un ojo en cada lado de la nariz por razones decorativas, sino para disponer de una serie de habilidades visuales”

No tenemos un ojo en cada lado de la nariz por razones decorativas, sino para disponer de una serie de habilidades visuales que son la base de una buena visión. Por esa razón resulta increíble que aún hoy y hablando en general, en pleno siglo XXI, aún existe una parte importante de profesionales que reducen los problemas visuales no patológicos a cuatro condiciones refractivas (una de ellas sólo con derecho de padecimiento exclusivo a partir de los 43 años) por un lado y por otro, a estrabismos manifiestos, tal como se entendía en el siglo XIX.

P. ¿Qué descubrimiento puede realizar un óptico en la visión de un niño al realizar una evaluación de la visión binocular?

R. Una evaluación de la visión binocular, tanto de lejos como de cerca, permitirá asegurar que el sistema visual del niño o niña está preparado para afrontar con comodidad y eficiencia las presiones de un entorno próximo predominante. Pensemos que la visión de cerca exige un esfuerzo en el centrado y enfoque de lo que miramos, en la calidad y estabilidad de los movimientos oculares y en disponer de una buena tridimensionalidad, que la hace especialmente sensible a las disfunciones.

P. ¿En qué casos se debe recomendar a un miope el uso de lentes monofocales? ¿Y en qué casos, lentes multifocales?

R. Actualmente hay cierto consenso científico en el efecto que la imagen hipermetrópica produce sobre el crecimiento de la longitud axial del ojo, tanto en visión periférica como en visión central, por lo que la propuesta, además de las lentes de reenfoque periférico, de multifocales para descargar la compensación divergente de cerca, responden a una estrategia cada vez más aceptada. Pero resulta que aparece la excepción a la norma cuando la persona miope manifiesta una insuficiencia de convergencia significativa. Si no descubrimos esta condición, podemos recomendarle multifocales cuando no es la opción más acertada, en este caso, el uso de monofocales es más razonable salvo que vayamos más allá y combinemos los multifocales con otras intervenciones como la terapia visual (siempre con base científica) y/o el uso de prismas de ayuda a la fusión, opción recomendada si, además de la miopía y la exoforia de cerca, se manifiesta una disfunción en la flexibilidad y amplitud acomodativa.