Inicio SALUD VISUAL Las mujeres deben pasar por un examen visual durante el embarazo y...

Las mujeres deben pasar por un examen visual durante el embarazo y la menopausia

El embarazo origina cambios a nivel ocular que en ocasiones pueden establecerse de forma permanente. FOTO: Anastasiia Chepinska (Unsplash)

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia (COOG) emprende una campaña de salud ocular poniendo el foco en la mujer, remarcando que deben someterse a un examen visual, particularmente si estén embarazadas o en la menopausia.

El Coog recuerda que los exámenes optométricos regulares son esenciales para detectar y corregir a tiempo afecciones como la miopía, el astigmatismo o la vista cansada.

La mujer tiene una esperanza de vida mayor que el hombre, experimenta importantes cambios hormonales, tiene mayor riesgo de sufrir diabetes, enfermedades autoinmunes y una tendencia a padecer ciertos problemas visuales en diferentes etapas de su vida. Según el COOG, el embarazo, la menopausia y los cambios hormonales son los principales factores que marcan una diferencia, en comparación con la salud visual de los hombres.

La miopía, el astigmatismo y la fatiga visual pueden surgir como respuesta a los cambios hormonales

Si bien influye la edad, la miopía, el astigmatismo y la fatiga visual pueden surgir como respuesta a los cambios hormonales. El embarazo, por ejemplo, origina cambios a nivel ocular que en ocasiones pueden establecerse de forma permanente, como la reducción de la presión intraocular, cambios en la refracción como el aumento de la miopía, sequedad ocular, intolerancia a las lentes de contacto, deslumbramientos, fatiga visual, hinchazón de los párpados y diabetes gestacional (que afecta a un 2-10 % de las embarazadas) que puede manifestarse con visión borrosa.

En cuanto a la menopausia, ocasiona alteraciones como la disminución en la agudeza visual, síndrome de ojo seco o cambios refractivos en muchas ocasiones empeorados a causa de la utilización de la terapia de reemplazo hormonal, todos ellos unidos a la presbicia o vista cansada que aparece tanto en varones como en mujeres a partir de los 45 años.  Para mejorar los síntomas del ojo seco, el COOG recomienda evitar posibles fármacos inductores de ojo seco, evitar calefacción o aire acondicionado intenso, utilizar lágrimas artificiales, aplicar algún gel durante las horas del sueño y mantener la higiene de los párpados.

la menopausia, ocasiona alteraciones como la disminución en la agudeza visual, síndrome de ojo seco o cambios refractivos

“La mayoría de estos problemas visuales se pueden diagnosticar y corregir fácilmente por medio de un examen de la vista en los gabinetes optométricos de los establecimientos de óptica”, ha explicado Esther Amaro, secretaria del COOG.

Un gran número de enfermedades del organismo se pueden detectar precozmente realizando una revisión visual rutinaria, ya que en los ojos se muestra valiosa información sobre el estado de salud general. De hecho, numerosos problemas de salud se manifiestan antes en los ojos que en los órganos u otras partes del cuerpo afectadas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las mujeres son más propensas que los hombres a sufrir ceguera o discapacidad visual, y el 80 % de los casos de discapacidad o ceguera en mujeres se podría evitar con una revisión al año.