Inicio HUELLAS La Ruta de la Luz, 70.000 revisiones visuales después

La Ruta de la Luz, 70.000 revisiones visuales después

Fundación Ruta de la Luz-
Voluntaria de la Ruta de la Luz durante una de las misiones de salud visual.

Han pasado 20 años desde que La Ruta de la Luz se instituyó como fundación, aunque su labor había comenzado antes, con tres expediciones a Mauritania.

Dos décadas después de su nacimiento, la Fundación Cione Ruta de La Luz ha realizado 70.000 revisiones y entregado 28.000 gafas. Actualmente, cuenta con 180 talleres solidarios, 405 socios y colabora con más de 20 oenegés en diferentes proyectos, contando con más de 125 voluntarios. En todo este tiempo, ha desarrollado proyectos internacionales en más de 30 países de todo el mundo.

Los datos constan en la memoria anual de la Fundación Cione Ruta de la Luz acaba de publicar su memoria anual. En esta edición, aparecen los testimonios de ópticos que han acompañado la trayectoria de la organización en los últimos 20 años.

Portada de la memoria de la Fundación Cione Ruta de la Luz.

“Durante estos 20 años, Ruta de la Luz ha evolucionado, se ha centrado en proyectos de menor tamaño, pero que realmente responden a las necesidades de la sociedad en el momento actual”, afirma Rafa Labat, uno de los pioneros.

El actual presidente de Cione, Miguel Moragues, también voluntario de La Ruta de la Luz, califica a la fundación como “una maravillosa aventura desde el momento en que se creó”. 

La memoria incluye vivencias de personas que trabajan en los proyectos de la oenegé. Javier Castellano, por ejemplo, regenta de manera permanente la Óptica Encontro, uno de los primeros proyectos autosuficientes de la fundación en Mozambique.

la aportación de los socios sigue siendo fundamental para el buen funcionamiento de La Ruta de la Luz

“Después de dos meses inolvidables y únicos, volví a casa. Pero una parte de mí se quedó allí… Mozambique me había regalado alegría, felicidad y, sobre todo, vida …”.

En el contexto de este aniversario, La Ruta de la Luz remarca que la aportación de los socios sigue siendo fundamental. Hacen falta voluntarios y fondos para que los proyectos salgan adelante.

“Una buena salud visual es fundamental para toda persona, y aún más, para quienes se hallan en situaciones vulnerables ¿Nos ayudas a llegar a más gente?”, ha dicho Moragues.