Inicio SALUD VISUAL La radiación ultravioleta causa un tipo raro de cáncer de ojo, según...

La radiación ultravioleta causa un tipo raro de cáncer de ojo, según un estudio de la Universidad de Manchester

FOTO: Unsplash

La radiación ultravioleta puede causar un tipo raro de cáncer de ojo, el melanoma conjuntival, según una investigación de la Universidad publicada en Nature Communications.

Este nuevo estudio ha revelado cambios genéticos sorprendentemente similares en el melanoma conjuntival a los del melanoma cutáneo (piel) causado por la radiación ultravioleta (UV).

En este contexto, la investigación sugiere que los tratamientos utilizados para el melanoma de piel también pueden beneficiar a las personas con esta forma rara de cáncer de ojo.

Los investigadores, dirigidos por el profesor Richard Marais del Cancer Research UK Manchester Institute de la Universidad de Manchester, utilizaron la secuenciación del genoma completo para examinar la composición genética de los melanomas que se desarrollan en la conjuntiva, la membrana especializada que cubre la parte frontal del ojo, para comprender mejor qué causa este subtipo de melanoma en particular.

Los investigadores examinaron la composición genética de los melanomas que se desarrollan en la conjuntiva

De manera sorprendente, los investigadores encontraron cambios genéticos similares en muestras de tejido de personas con melanoma conjuntival a los cambios genéticos que ocurren en el melanoma de la piel atribuido a la radiación ultravioleta.

Así, demostraron que las personas con melanoma conjuntival provocado por la radiación ultravioleta tienen mutaciones en los genes BRAF y RAS, que a menudo se observan en el melanoma cutáneo. Estos hallazgos complementan un estudio similar que muestra que otro tipo de melanoma ocular poco común llamado melanoma uveal, que se desarrolla en el iris, también puede ser causado por la radiación ultravioleta.

Estos dos estudios sugieren que las personas con formas particulares de cáncer de ojo podrían beneficiarse de los tratamientos que se utilizan actualmente para el melanoma cutáneo, incluidos los que se dirigen a las mutaciones BRAF, pero que aún no han sido aprobados para el melanoma ocular. Si se demuestra que esos medicamentos benefician a estos pacientes, estos medicamentos podrían administrarse en función de la genética del tumor, en lugar de su ubicación en el cuerpo.

las personas con formas particulares de cáncer de ojo podrían beneficiarse de los tratamientos que se utilizan actualmente para el melanoma cutáneo

El profesor Richard Marais, del Cancer Research UK Manchester Institute y autor principal del estudio, ha dicho que “nuestro trabajo muestra la importancia de profundizar en la biología subyacente en los cánceres raros, lo que podría identificar nuevas vías de tratamiento personalizadas para las personas. En este caso, hemos identificado mutaciones en un tipo poco común de cáncer de ojo que podrían ser el objetivo de los medicamentos utilizados para tratar el cáncer de piel”.

Ahora, el trabajo en curso deberá explorar si las terapias dirigidas a BRAF u otras inmunoterapias utilizadas para el melanoma cutáneo podrían beneficiar a las personas con melanoma conjuntival.

 “Al demostrar que la radiación ultravioleta puede causar melanoma conjuntival, hemos aumentado nuestra comprensión de los peligros conocidos del sol para nuestros ojos. Nos recuerda la importancia de proteger no solo su piel, sino también sus ojos de la luz ultravioleta, ya sea en la vida cotidiana o donde la radiación ultravioleta es particularmente alta y causa el mayor daño, como en la playa, en un barco, sobre una montaña”, ha remarcado Marais.