Inicio CONTEXTO La industria óptica en China levanta la persiana tras el Covid-19

La industria óptica en China levanta la persiana tras el Covid-19

FOTO: Ling Tang (Unsplash)

La industria de la óptica en China sale del letargo en el que estuvo sumida desde finales de 2019, a raíz de que se desató la epidemia del coronavirus en Wuham, justo en un momento en el que el sector está paralizado, con tiendas y fábricas cerradas.

Las ruedas dentadas de la maquinaria de gigante asiático han comenzado a moverse y muy pronto engranarán con los motores de España, Italia o Francia, en cuanto las autoridades sanitarias de los diferentes países vayan levantando el confinamiento y la gente vuelva a la calle y a sus trabajos.

En la actual situación, a la que muchos califican como la peor que ha vivido el mundo después de la Segunda Guerra Mundial, ya se atisban señales positivas: Essilorluxottica, en su informe económico correspondiente a 2019, dejó patente que su fábrica de China, en las genera más del 40% de su producción global y en la que trabajan 12.000 personas,  está funcionando “ligeramente” por debajo de su capacidad, aunque las operaciones ya tienden a normalizarse.

Essilorluxottica ha confirmado que su fábrica de China, en la que trabajan 12.000 personas, ya está operando

Essilorluxottica no es el único grupo que ha confirmado la reactivación de la producción. Fedon, el fabricante italiano de estuches para gafas, también ha alertado –en el buen sentido de la palabra- que  en China hay “una recuperación constante, aunque lenta, de todas las actividades, tanto productivas como sociales, lo que sugiere un rápido retorno a la normalidad«.

Lo que está pasando ya nos da pie a soña. Paco Castañeda, director general de DR&Optical, ha explicado a Modaengafas.com que las fábricas de gafas situadas en el gigante asiático están funcionando a un 40% de su capacidad. ¿Por qué no lo hacen al 100%? Porque están sin pedidos.

EL RETORNO A LAS FÁBRICAS

El retorno de los chinos a las fábricas también se refleja en el índice de gerentes de compras (PMI) divulgado por la Oficina Nacional de Estadística de China (ONE), que da cuenta que el sector manufacturero (en general, no solo de la óptica) ha subido hasta los 52 puntos en marzo, frente a los 35,7 del mes anterior; en tanto que, el sector servicios ha alcanzado los 52,3 puntos, respecto a los 29,6 de febrero.

En medio de esa dinámica, en Wenzhou ya están planificando la que será la edición número 19 del Salón Internacional de Óptica que, dicho sea de paso, debía realizarse del 8 al 10 de mayo, pero debido a la epidemia del Covid-19, se hará del 24 al 26 de julio.

En Wenzhou ya están planificando la que será la edición número 19 del Salón Internacional de Óptica

Wenzhou es un enclave importante para la industria mundial de la óptica, ya que en solo en esa ciudad-prefectura hay 1.000 fábricas de gafas. Sin embargo, no es el único: también están Dongguan, Shenzhen y Xiamen en Fujian, según un estudio difundido por los organizadores de Hong Kong Trade Center, que organiza una de las ferias de óptica más importantes de Asia.

El 60% de gafas que se comercializa en el mundo han sido fabricadas en China. En 2017, de acuerdo con las estadísticas de aduanas de China, las exportaciones de gafas (tanto graduadas como de sol) ascendieron a 5.370 millones de dólares (4.836 millones de euros), un 7,2% más que en 2016.

Sin embargo, no se trata del único producto que las empresas ópticas compran en el gigante asiático: el 60% de estuches y paños para gafas también se produce ahí, lo mismo que el 40% de las lentes oftálmicas, entre otras cosas.

La industria de la óptica en China ha levantado la persiana.