Inicio CONTEXTO La incorporación de los ópticos a la sanidad pública ahorrará 70 millones...

La incorporación de los ópticos a la sanidad pública ahorrará 70 millones de euros anuales al Estado

Los trastornos de agudeza visual pueden ser resueltos por los ópticos-optometristas en sus establecimientos. FOTO: Unsplash

Las cuentas claras y el chocolate espeso. la sanidad pública podría ahorrar más de 70 millones de euros al año con la colaboración de ópticos-optometristas en atención primaria del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Eso se desprende de un estudio avalado por la Sociedad Española de Optometría (SEO), y que ha sido presentado en Optom, que arrancó el pasado sábado y que se extenderá hasta el 28 de mayo.

El estudio señala que, en la actualidad, el 14,5% de las derivaciones de problemas de salud ocular y visual que realizan los médicos de atención primaria es al oftalmólogo, y un 30% de ellas se hace por trastornos de la agudeza visual.  En el caso de los pediatras de atención primaria, sus derivaciones al oftalmólogo alcanzan el 27%, siendo en un 76,6% de los casos por trastornos de la agudeza visual.

Cada año se derivan desde atención primaria más de un millón de pacientes por problemas relacionados con la agudeza visual

Así pues, cada año se derivan desde atención primaria a atención especializada más de un millón de pacientes por problemas relacionados con la agudeza visual, lo que supone un coste para nuestro sistema público que supera los 70 millones de euros.

Los autores del estudio han estimado que, con la implantación de 239 Unidades de Optometría en todo el territorio nacional o la implantación de un sistema de capitación, a través de los establecimientos sanitarios de óptica, se podrían atender a estos pacientes en el nivel primario.

El estudio insiste en la precariedad de las prestaciones contempladas en la cartera de servicios comunes en atención primaria

Por otro lado, el estudio insiste en la precariedad de las prestaciones contempladas en la cartera de servicios comunes en atención primaria: agudeza visual y fondo de ojo, lo que deja fuera de la oferta de servicios, procedimientos optométricos que hoy en día son básicos para el mantenimiento de una salud visual correcta de los ciudadanos.

Así pues, la inclusión de los ópticos-optometristas en atención primaria, debería ser una prioridad para las administraciones sanitarias, porque está demostrado que mejora la eficacia y supone un ahorro importante.