Inicio CONTEXTO La esperanza de vida de los españoles se alarga: las mujeres hasta...

La esperanza de vida de los españoles se alarga: las mujeres hasta los 87,7 y los hombres hasta los 83,2 años

FOTO: Matthew Bennett (Unsplash)

El alargamiento de la esperanza de vida de los españoles es una buena noticia para el sector e la óptica y de la audiología, que tienen a las personas de edad avanzada entre sus principales targets.

Según las últimas proyecciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), la esperanza de vida al nacimiento, alcanzaría los 83,2 años en los hombres y los 87,7 en las mujeres en 2031, lo que supone una ganancia respecto a los valores actuales de 3,0 y de 2,0 años respectivamente.

Estos valores se irán incrementando con el paso del tiempo y la esperanza de vida al nacimiento para las mujeres alcanzará los 91,6 años para las mujeres y  los 88,6 años para los hombres en 2065.

En 2065, la esperanza de vida alcanzará los 91,6 años para las mujeres y los 88,6 años para los hombres

La diferencia en años de esperanza de vida al nacimiento a favor de la mujer creció o se mantuvo estable en España hasta mediados de los noventa, como consecuencia de una mortalidad masculina más elevada debida a factores biológicos, estilos de vida y conductas de riesgo. Pero esta diferencia a favor de la mujer se ha ido reduciendo en las dos últimas décadas, 6,9 años de diferencia a favor de la mujer en 1997, 6,4 años en 2007 y 5,3 años (dato provisional) en e2017. En el año 2016, la diferencia fue de 5,5 años a favor de la mujer.

En España entre 1997 y 2017 (datos provisionales), la esperanza de vida al nacimiento de los hombres ha pasado de 75,3 a 80,4 años y la de las mujeres de 82,2 a 85,7 años, según los indicadores demográficos básicos que publica el INE.

En este periodo se ha mantenido una diferencia apreciable en la incidencia de la mortalidad por sexos en España, si bien la ratio de masculinidad a la defunción (número de defunciones de hombres por cada 100 defunciones de mujeres residentes en España) ha descendido significativamente en este periodo. En 1997 se producían 112,1 defunciones de hombres por cada 100 defunciones de mujeres, 2017 (dato provisional) esta cifra alcanza un valor de 101,4 defunciones de hombres.