Grupo Fielmann prevé cerrar el primer semestre de 2022 con las cuentas al alza, a pesar de los efectos adversos que la pandemia de la covid ha tenido en su organización y los inconvenientes que está causando la invasión de Rusia a Ucrania.

Fielmann, que en España opera a través de Óptica Universitaria, estima que sus ventas externas alcanzarán los 989 millones de euros entre enero y junio, un 8% más frente a idéntico lapso de 2021. En tanto que, las ventas consolidadas se situarán en 851 millones de euros respecto a los 789,6 millones de hace un año atrás.

Grupo Fielmann ha precisado que la evolución del primer semestre se encuentra en línea con sus previsiones, aunque su estructura de costes en 2022 había sido planificada para un crecimiento más dinámico. En consecuencia, la rentabilidad del grupo se ha visto “afectada de manera desproporcionada”.

la rentabilidad del grupo se ha visto “afectada de manera desproporcionada”.

Así, para el primer semestre, Fielmann estima que su beneficio del primer semestre se situará en alrededor de 89 millones de euros, cuando en el año anterior, las ganancias se situaron en 96 millones de euros.

Con respecto a las principales categorías de productos, las gafas graduadas y los audífonos registraron un crecimiento de un dígito, mientras que las gafas de sol y las lentes de contacto se beneficiaron del desarrollo de la plataforma omnicanal, con un alza muy superior al 20 % en comparación con el año pasado.

Sin embargo, dado que las lentes de contacto y las gafas de sol contribuyen a márgenes más bajos, el cambio en la combinación de productos resultó en un impacto en el beneficio bruto de 13 millones de euros.

Fielmann estima que su beneficio del primer semestre se situará en alrededor de 89 millones de euros

Fielmann ha enfatizado en que los primeros seis meses de 2022 estuvieron fuertemente influenciados por una pandemia prolongada de la covid, así como por el impacto de la guerra en Ucrania.

En concreto, entre enero y junio, la covid provocó restricciones continuas, tasas récord de licencia por enfermedad entre los empleados y baja afluencia en la mayoría de los mercados en que opera el gigante alemán de la óptica. La situación persistió hasta bien entrado el segundo trimestre de 2022, especialmente en Alemania y Austria.