España puede presumir de una de las mayores industrias sin chimeneas. El país recibió 79,4 millones de turistas entre enero y noviembre de 2019, lo que representa un crecimiento del 1,2% frente al mismo periodo de 2018 gracias al flujo de turistas de Estados Unidos y Latinoamérica.

De hecho, la llegada de estadounidenses y latinoamericanos ha permitido compensar el descenso que se produce en países que, tradicionalmente, son los mayores emisores de turistas a España.

Así, Reino Unido se confirmó como el mayor emisor de turistas a España, con 17,3 millones  entre enero y noviembre de 2019. Sin embargo, la cifra es un 2,2% inferior a la que se registró en el mismo lapso, pero en 2018, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Alemania, el segundo mayor emisor de turistas a España, aportó 10,6 millones de visitantes, un 1,8% menos. La misma tendencia se evidenció con la llegada de 10,5 millones de franceses, un 1,3% menos que entre enero y noviembre de 2018.

En cambio, el número de estadounidenses que visitaron España se elevó un 13% hasta los 3,2 millones de turistas. Mientras que, la cifra de latinoamericanos fue de 3.5 millones, un 10,6% más.

En noviembre,  el gasto total realizado por los turistas internacionales que visitaron España fue de 5.068 millones de euros, con un aumento del 3,7% respecto al mismo mes de 2018. El gasto medio por turista se situó en 1.086 euros, con un incremento anual del 0,8%. Por su parte, el gasto medio diario creció un 4,6%, hasta los 161 euros.