Inicio AUDIOLOGÍA De Quinto Pedio a Raymond T Carhart: historia de la audiología

De Quinto Pedio a Raymond T Carhart: historia de la audiología

Mapa del Imperio Romano, donde nació Quinto Pedio, que ha pasado a la posteridad como el primer sordo que se ha conocido en la historia.

Modaengafas.com ha editado un nuevo Cuaderno del negocio de la óptica que, en esta ocasión, está centrado en la audiología, que de a poco, se ha convertido en un área clave dentro de una óptica. Este artículo forma parte del monográfico.

Año uno de nuestra era. Nace Quinto Pedio, el hijo del senador y orador romano Quinto Pedio Publícola. Un nacimiento, contado de esta manera, no tiene ningún aditamento que le dé relevancia. De hecho, pudo pasar desapercibido para los historiadores y quedarse en el olvido como ocurre con la gran mayoría de nacimientos, pero no fue el caso. ¿Por qué? Quinto Pedio no solo era hijo de una familia de alcurnia, sino que también era sordo, condición por la que pasó a la posteridad.

Por la época en que Quinto Pedio vino al mundo, se puede afirmar que corrió con suerte. Vivió 13 años, pero en tan corto lapso, fue amado por su familia y educado por su tío abuelo en el área de las artes, sobre todo, en la pintura. Sin duda alguna, se trata de un hecho fuera de lo común para la época, en la cual, las personas con defectos físicos eran denostadas y apartadas por la sociedad. Incluso, a muchas se las llevaba a lugares apartados para dejarlas morir.

Pero más allá del hecho anecdótico sobre Quinto Pedio, en aquellos tiempos ya había iniciativas que tenían como fin descubrir el porqué de los problemas audiológicos. Es más, en la antigua Grecia, Hipócrates teorizaba sobre las causas de la pérdida de la audición; y detrás de él -considerado padre de la medicina occidental-, aparecieron otros que hicieron lo mismo, aunque sin lograr llamar mucho la atención. Hasta que, para la humanidad, finalmente llegó el siglo IV, en el que ya se encuentran los primeros indicios de lo que hoy en día es la audiología.

La audiología se encuentra en el mejor momento de su historia, después de muchos siglos en que el hombre denostaba a los sordos

En aquella época, el médico griego Alejandro de Trales, autor de la magna obra Doce libros de medicina, comenzó a utilizar una especie de corneta para tratar los problemas relacionados con la pérdida de la audición, en combinación con brebajes de hierbas medicinales. Aquello dio una mayor visibilidad a la sordera.

EL PRIMER AUDÍFONO

No obstante, tuvieron que pasar más de quince siglos para ver el primer audífono. Desde la época de Alejandro de Trales, la humanidad había pasado por etapas decisivas de su historia, desde el Descubrimiento de América, pasando por el Renacimiento hasta llegar a la misma Revolución Francesa.

En 1895, el año en que se desencadena en Baire la Guerra de Cuba, el ingeniero estadounidense Miller Reese Hutchison (1976-1944) creó un audífono electrónico, al que bautizó como akouphone. Lo hizo para ayudar a un amigo de infancia, que se había quedado sordo debido a la escarlatina.

el ingeniero estadounidense Miller Reese Hutchison (1976-1944) creó un audífono electrónico

Desde el principio, Hutchison supo que había inventado algo innovador y apostó con fuerza por los audífonos, llevándolos a Europa y evolucionándolos con la mejora de sus prestaciones. En 1902 sacó una nueva versión de su invento, al que lo llamó Acousticon, cuyos derechos fueron vendidos tres años después a Kelley Monroe Turner. Monroe Turner fue presidente de General Acoustics Company, que lanzó al mercado el micrófono Dictograph y el sistema de intercomunicación para oficina Dictograph, el “manos libres” de principios del siglo XX.

EL PADRE DE LA AUDILOGÍA

Raymond T Carhart.

Hacia 1946, en el mundo se empezó a escuchar el término de la audiología, aunque no se sabe quién lo inventó. Como es obvio, muchos nombres que suenan como “padres de la criatura”, aunque lo que sí es seguro es que, en ese mismo año, Raymond T Carhart, un patálogo del habla y el lenguaje, impartió el primer curso para audiólogos en la Universidad de Northwestern, en Evanston, Illinois.

Carhart es considerado el padre de la audiología. Nacido en Ciudad de México en 1912, obtuvo su licenciatura en habla y psicología por la Universidad Dakota Wesleyan en 1932 y dos años después hizo una maestría en patología del habla y fonética en la Universidad Northwestern.

En 1944, Carhart fue contratado para dirigir el programa de rehabilitación auditiva del Hospital General de Deshon (Pensilvania)

En 1944, Carhart fue contratado para dirigir el programa de rehabilitación auditiva del Hospital General de Deshon (Pensilvania), que estaba enfocado en rehabilitar a los solados con problema de audición que habían participado en la Segunda Guerra Mundial.

El trabajo de Carhart fue vital, porque muchos militares regresaron con daños auditivos. De hecho, a partir de ese momento se convirtió en una especialización, al separarse de la patología del habla. En 1947 y después de trabajar con los solados, Raymond T Carhart regresó a la Universidad de Northwestern donde se convirtió en profesor de audiología, cargo que ocupó hasta su repentina muerte, ocurrida el 2 de octubre de 1975.

En su calidad de investigador, Carhart fue honrado por parte del Instituto Nacional de Enfermedades Neurológicas y Ceguera con un premio a su labor investigadora, y su opinión era muy valorada a la hora de evaluar proyectos en instituciones y programas educativos y gubernamentales. Además, desarrolló el Método Carhart de evaluación de audífonos, que fue una técnica utilizada durante 40 años.