Inicio SALUD VISUAL Baja visión, otra vía para diversificar el negocio de la óptica

Baja visión, otra vía para diversificar el negocio de la óptica

Baja visión.
FOTO. Mari Lavarle (Unsplash)

La baja visión entra de lleno a la óptica, aupada por el aumento de la esperanza de vida de la población, así como la miopía, diabetes y la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE).

A estos factores se suma la realidad que vive el sector, caracterizada por el aumento incesante de la competencia, la guerra de precios y la consiguiente reducción de márgenes.

En medio de este contexto, la baja visión gana enteros en el sector y, según todas las previsiones, continuará adquiriendo un peso específico en la cuenta de resultados de una óptica durante los próximos años.

“La baja visión tiene dos puntos a favor: es una buena alternativa para diversificar el negocio y representa todo un reto profesional para los ópticos-optometristas”, ha explicado Sergi Noguera, director de Eschenbach Optik, a Modaengafas.com.

El negocio de las ayudas visuales puede generar el 10% de la facturación de un establecimiento de óptica

“Se trata de un tema demográfico”, ha señalado Noguera, tras enfatizar que la esperanza de vida va en aumento y cree que el negocio de las ayudas visuales puede generar el 10% de la facturación de un establecimiento de óptica.

Según las últimas proyecciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), la esperanza de vida al nacimiento, alcanzaría los 83,2 años en los hombres y los 87,7 en las mujeres en 2031, lo que supone una ganancia respecto a los valores actuales de 3,0 y de 2,0 años respectivamente.

Estos valores se irán incrementando en el transcurso de los próximos años. Así, la esperanza de vida al nacimiento alcanzará los 91,6 años para las mujeres y  los 88,6 años para los hombres en 2065.

AYUDAS VISUALES

La venta de ayudas visuales también se ve favorecida por algunas patologías que están afectado cada vez más a la población, como es el caso de la DMAE, un mal que lo sufren el 10,3% de las personas mayores de 65 años que residen en España, según datos recogidos por el Libro Blanco de la Visión 2019.

Un 10,3% de personas que de más de 65 años que residen en españa está afectado por la DMAE

La influencia de la DMAE en la baja visión tiende a crecer cada año, porque se trata de una enfermedad que se puede heredar por factores genéticos.

Otra de las patologías que está obligando a la gente a utilizar ayudas visuales es el glaucoma, neuropatía óptica progresiva de carácter multifactorial, que produce pérdida progresiva de células ganglionares y afectan de manera irreversible a la función visual.

El Libro Blanco de la Visión también hace referencia a la diabetes, remarcado que España el 13% de la población padece de esta enfermedad. Además, la miopía llega cada vez en edades más tempranas y será una de las grandes pandemias del siglo XXI, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).