Teva Pharmaceutical Industries da un paso trascendental en cuanto a su expansión internacional. La compañía ha anunciado que la Comisión Europea (CE) le dio una autorización de comercialización para Ranivisio (ranibizumab), un biosimilar del tratamiento oftalmológico Lucentis en las cinco indicaciones en adultos para el que esté medicamento está autorizado.

Ranivisio está autorizado en adultos para tratar la degeneración macular relacionada con la edad (DMAE) y otras cuatro indicaciones oftalmológicas: discapacidad visual debida a edema macular secundaria a oclusión de la vena retiniana (ORD de rama o central), discapacidad visual resultante de edema macular diabético (DME), retinopatía diabética proliferativa (PDR), y neovascularización coroidea (NVC).

Alrededor de 67 millones de personas en Europa están afectadas por la DMAE, que es una de las principales causas de ceguera en adultos en edad laboral con diabetes no controlada y la causa más común de ceguera en los países desarrollados. Se estima que hasta 77 millones de europeos se verán afectados por la DMAE para 2050.

La DMAE es causada por un crecimiento excesivo de los vasos sanguíneos en la retina que conduce a una discapacidad visual e incluso puede causar ceguera. Ranibizumab inhibe el factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), responsable de la formación excesiva de estos vasos sanguíneos en la retina.