Inicio TENDENCIAS Piccolo estrena 2018 con nuevos modelos de sol y graduado

Piccolo estrena 2018 con nuevos modelos de sol y graduado

En la colección Piccolo de graduado resalta la forma clásica, en tono burdeos

La colección de monturas para niño Picollo estrena 2018 con 12 modelos nuevos, cuatro de sol, anticipando tendencias de primavera y verano, y los otros ocho de graduado.

La nueva colección de Piccolo Sol adelanta un claro éxito entre los más pequeños. Sus diseños presentan la perfecta combinación entre valores seguros, originales y versátiles, con formas de ojo de gato y wayfarer decoradas con innovadores colores y estampados interiores.

En sus cuatro modelos, uno de niño, otro de niña y dos unisex, la diseñadora de la colección, María García-Viu, ha elegido “ocultar” los estampados en el interior de las varillas. “Es tendencia. Son los niños quienes lo muestran cuando quieren”, dice.

Así, exterior, de uniforme, más sobrio; e interior multicolor, reproducen la dualidad de los pequeños, siempre atentos en clase, y divertidos en el recreo. Los llamados a ser los modelos más populares son, sin ninguna duda, los terminados en estampados de unicornios de la suerte y globos aerostáticos, que todo lo realzan esta temporada. Piccolo Sol está fabricada íntegramente en acetato, teniendo en cuenta que son los niños y niñas quienes los visten y los disfrutan.

MONTURAS PARA GRADUADO

Piccolo Graduado recibe el año con ocho modelos que se despliegan en 24 referencias. Al igual que la colección de sol, las formas que predominan son las clásicas, fabricadas en acetato de máxima calidad, con laminaciones bicolores que aportan curiosos juegos de claroscuro en los frontales.

En cuanto a colores, la paleta de la colección para niño de la cooperativa en Graduado se nutre con tonos verdes, rojo burdeos, azules y en gamas oscuras. La gran novedad de este año son los tonos habana, adaptados al gusto de los más pequeños.

Los estampados están rematados, predominantemente, en colores coral, morado y rosa. Las formas de los estampados difieren en parte de las de Piccolo Sol. En este caso María apuesta por piezas de puzle, corazones y rayitas. Aunque no faltan ni los unicornios ni los instrumentos musicales, siempre en el interior de la varilla, naturalmente.