Inicio CONTEXTO ¡Ojo con los ciberdelincuentes en el ‘Black Friday’!

¡Ojo con los ciberdelincuentes en el ‘Black Friday’!

FOTO: CardMapr (Unsplash)

La ciberdelincuencia ha puesto los ojos en el Black Friday. Las estafas que se está produciendo por las compras a través de internet van en aumento, sobre todo en época del año en las que se ofertan grandes descuentos.

El Índice de Riesgo Cibernético (CRI) proporcionado por NordVPN, los residentes en países desarrollados tienen más probabilidad de ser víctimas de la ciberdelincuencia pese a que se consideran hábiles con la tecnología y bien protegidos. Por ejemplo, España se encuentra en el puesto 25-26 global, con una puntuación de 0,484, lo que se considera un riesgo moderado. Los países desarrollados ofrecen un mejor acceso a internet y mayores salarios, lo que se traduce en más smartphones y un uso intensivo de los servicios online.

¿Cómo hacen los estafadores para encontrar a sus víctimas? Los correos electrónicos y los banners suelen ser los medios predominantes en la ciberdelincuencia. Con frecuencia, los estafadores usan los mismos métodos que los publicistas legítimos. Aprovechan motores de publicidad como Facebook y Google para hacer llegar sus banners a los usuarios. Aunque estas empresas tienen grandes protecciones integradas, algunos banners siguen sorteando estas barreras.

España se encuentra en el puesto 25-26 global, con una puntuación de 0,484, lo que se considera un riesgo moderado

De forma alternativa, algunos estafadores estudian a sus víctimas potenciales y analizan su comportamiento online, lo que puede hacerse fácilmente si la víctima navega por internet sin protección. Por eso es importante recordar que las webs seguras tienen HTTPS en su dirección.

Además, los usuarios deberían protegerse con una conexión VPN. Esto impide que sean espiados y hace que sea más difícil que los estafadores intercepten sus pagos.

Sin embargo, durante una compra compulsiva, los compradores del Black Friday deberían estar atentos a ciertos signos de peligro, como ofertas demasiado buenas para ser reales o enlaces recibidos desde instituciones financieras, ya que podrían ser falsos.

Los ciberdelincuentes suelen imitar facturas con las que sorprenden a los compradores

Daniel Markuson, experto en privacidad digital en NordVPN, ha enumerado los cinco principales escenarios que los estafadores explotarán en 2020:

La primera de ellas es la de las facturas falsas, las cuales se ven exactamente igual que un servicio corriente puede ocurrir de forma sencilla cuando la gente hace más transacciones de lo usual. Este tipo de estafas se denomina el fraude del Pago Autorizado (APP). Las víctimas no pueden revertir el pago cuando se dan cuenta de que han sido estafadas.

Los ciberdelincuentes también recurren a las notificaciones bancarias. De hecho, imitan los correos enviados por los bancos, argumentando que las compras que las víctimas han hecho no han podido ser procesadas. Para rehabilitar el pago, se les pedirá que hagan clic en un enlace e introduzcan sus credenciales bancarias en una web falsa que se verá exactamente igual que la real. De esta forma les darán sus datos de acceso a los estafadores.

Los ciberdelincuentes también imitan las páginas de empresas como Amazon.com, o eday.com

Otro de los métodos llega con el mensaje “Tu pedido ha sido cancelado”. Estas estafas pueden decir: “Lo sentimos, nos hemos quedado sin stock y tu pedido ha sido cancelado. Para reclamar tu reembolso, por favor, haz clic aquí”. Cuando la víctima haga clic en el enlace, se les pedirá que introduzcan los detalles de la tarjeta de crédito donde quieren recibir el reembolso, y terminarán con sus cuentas vacías.

Los ciberdelincuentes también imitan las páginas de empresas como Amazon.com, o eday.com. La mayoría de los usuarios no se fija en las discrepancias en la barra de direcciones, siempre que la web parezca legítima. Simplemente procesan los pagos de los productos en su carrito de la compra, y terminan siendo estafados.

Otros de los mensajes que envían los delincuentes está relacionado con la “renovación de tu suscripción para completar las compras que has realizado”. Así, cuando una persona termina de comprar, los estafadores le enviarán un correo diciendo que su suscripción a Amazon Prime está vencida y que tiene que renovarla. En última instancia, la víctima accede a desvelar sus detalles bancarios.