Inicio CONTEXTO Los ópticos valencianos denuncian a la Conselleria de Sanidad ante los tribunales...

Los ópticos valencianos denuncian a la Conselleria de Sanidad ante los tribunales por el tema de las vacunas contra la covid-19

Entrevista a Andrés Gené
Andrés Gené, presidente del Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunitat Valenciana.

El Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunitat Valenciana (Coocv) se harta. La entidad ha denunciado a la Conselleria de Sanidad ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (Tsjcv) por no incluirles en los actuales planes de vacunación para profesionales sanitarios.

En concreto, el Coocv ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo, con el fin de solicitar medidas cautelares contra la inactividad de la Conselleria de Sanidad por no vacunar a los ópticos-optometristas frente al Covid-19.

El Coocv argumenta que el plan de vacunación elaborado por el Ministerio de Sanidad ha recogido desde un primer momento el lugar prioritario que deben ocupar las profesiones sanitarias. “Sin embargo, para desagradable sorpresa e intranquilidad de nuestro colectivo, desde la Conselleria de Sanitat Universal y Salut Pública se ha decidido dejar fuera de esta fase de vacunación a los ópticos-optometristas, sin aportar explicaciones coherentes, mientras que en otras Comunidades Autónomas sí que estamos siendo vacunados”.

La Conselleria de Sanidad ha decidido dejar fuera de esta fase de vacunación a los ópticos-optometristas

Los ópticos-optometristas que ejercen en los establecimientos sanitarios de óptica, pese al gran riesgo que corrían y conscientes de la importancia de su labor profesional declarada esencial en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se establecía el Estado de Alarma, siguieron atendiendo durante el confinamiento y los meses posteriores, con gran exposición y sin disponer de equipos EPI, tanto a sanitarios de primera línea como a todas las personas que presentaron servicios de primera necesidad, asumiendo además a todos aquellos pacientes con problemas de visión derivados de forma forzosa por la saturación del sistema sanitario público.

El Coocv añade que la actividad profesional principal del óptico optometrista se desarrolla, con gran exposición, en gabinetes, que son espacios cerrados, donde la cercanía a los ojos del paciente es máxima, especialmente al realizar ciertas pruebas como retinoscopía, oftalmoscopía, lámpara de hendidura, retinografía, tonometría, adaptación lente de contacto, entre otras.

“No hay que olvidar, que el hecho de estar en contacto en un espacio cerrado con pacientes es un riesgo tanto para el optometrista como para el propio paciente, pudiendo convertir esta actividad necesaria y esencial, en foco de propagación del virus”.

La necesidad de la vacuna no es solo para proteger al profesional sanitario, sino para evitar ser vectores de transmisión

La necesidad de la vacuna no es solo para proteger al profesional sanitario, sino para evitar ser vectores de transmisión a los pacientes atendidos en nuestras consultas y establecimientos (estimadas en cerca de 3.000.000 de consultas anuales). Todos los pacientes merecen la máxima protección en atención sanitaria pública o privada, independientemente del profesional sanitario que los asista.

Por todo lo anterior, exigimos a los gestores de la Conselleria de Sanitat Universal y Salut Pública, que sean coherentes, como sí están siendo en otras Comunidades Autónomas, y se incluya ya a los ópticos-optometristas dentro de los planes de vacunación.