El número de habitantes en España registra un ligero repunte gracias a la llegada de extranjeros. El total de personas inscritas en el Padrón Continuo a 1 de enero de 2022 es de 47.435.597 habitantes, según el Avance de la Estadística del Padrón Continuo. Esta cifra supone un aumento de 50.490 personas (un +0,1%) respecto a 1 de enero de 2021.

De este total, 41.923.039 tienen nacionalidad española (el 88,4%) y 5.512.558 extranjera (el 11,6%), según los datos divulgados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) recogidos por Modaengafas.com.

Durante el año 2021 el número neto de españoles se ha reducido en 21.920 personas (un –0,1%), mientras que el de extranjeros ha aumentado en 72.410 (un 1,3%). Entre estos últimos, los pertenecientes a la Unión Europea (UE) crecen en 13.400 (un 0,8%) y los no comunitarios en 59.010 personas (un 1,5%).

La cifra de españoles inscritos en el Padrón se mantiene por debajo de los 42 millones

La cifra de españoles inscritos en el Padrón se mantiene por debajo de los 42 millones. Por su parte, el número de extranjeros supera los 5,5 millones.

Los datos dejan ver que el 49,0% del total de inscritos en el Padrón es hombre y el 51,0% mujer. Entre los españoles hay más mujeres (51,1%), mientras que entre los extranjeros hay más hombres (50,1%).

Por edades, el 14,9% de la población tiene menos de 16 años, el 35,0% entre 16 y 44 años, el 30,1% tiene entre 45 y 64, y el 20% 65 o más años. Por nacionalidad, las diferencias más acusadas en el porcentaje de edad entre españoles y extranjeros se dan en el grupo de 16 a 44 años. Así, el 32,6% de los españoles se encuentra en este grupo de edad, frente al 52,9% de los extranjeros.

La edad media de la población inscrita en el Padrón es de 44,1 años. La de los españoles es de 45,0 años y la de los extranjeros de 37,1 años (la de los ciudadanos de países pertenecientes a la Unión Europea se sitúa en 39,6 años). Las edades medias más altas entre las nacionalidades predominantes se dan en los ciudadanos de Reino Unido (54,1 años), Alemania (50,0) y Francia (43,0). Por el contrario, las más bajas corresponden a los ciudadanos de Honduras (30,4 años), Pakistán (31,1) y Marruecos (32,0).