La comercialización de gafas graduadas y de sol superan los niveles de antes de la pandemia. En el tercer trimestre de 2022 han registrado un alza interanual del 20% en importe y de un 11% en sell-in, según datos suministrados por la AEO.

En el segmento de las gafas de sol, el crecimiento ha sido de un 27% en importe y 15% en unidades. Pedro Rubio, presidente de la AEO, ha dicho que los resultados marcan un punto de inflexión muy claro: “En el tercer trimestre hemos vuelto a la normalidad, se ha eliminado la obligatoriedad de la mascarilla y la vuelta del turismo internacional está mejor que nunca. Ambos son claves para el futuro del sol”,

“Tenemos por delante una prometedora temporada este año, por eso los establecimientos sanitarios de óptica están ya equipándose para fechas clave como Black Friday, Navidad y primavera”, ha remarcado Rubio.

La buena hora de las gafas de sol

Además de este buen resultado del segmento de sol, hay que destacar que el acumulado del año logra también unos resultados muy positivos:  +8% sol y +5% graduado en importe y 6% graduado y -2% sol en unidades. La unión de ambas logra un +7% en importe y +1% en unidades en sell-in.

Pedro Rubio ha añadido que el sector aún puede seguir ganando posiciones. “Sabemos que el 85,8% de la población es usuaria de gafas de sol, aunque no las usen de continuo. Sin embargo, sabemos que solo el 25,4% de los usuarios utilizan gafas de sol graduadas. Tenemos un importante espacio de crecimiento en este segmento”.

PERSPECTIVAS PARA 2023

De cara al 2023, el objetivo de la AEO es que los ópticos impulsen la venta cruzada. Según estudios de la asociación, el 43,2% de los clientes están dispuestos a pagar entre 60 y 100 euros por unas gafas de sol. De tratarse de gafas de sol graduadas, el precio ascendería a entre 100 y 200 euros en el 50,7% de los casos.

“El sector de la óptica lleva años incrementando el precio medio de los productos vendidos, dado que se están demandando cada vez lentes, lentillas y gafas de sol de mayor prestación y personalización y todo es gracias al asesoramiento de calidad que ofrece el profesional y al aumento del uso de la visión de cerca (pantallas): tenemos que seguir informando sobre la cantidad de soluciones que existen en el mercado acorde con el tipo de usuario”, ha dicho Rubio.

Según los expertos, es el momento de equiparse con todas las novedades y seguir asesorando al usuario para lograr que se reduzca el periodo de renovación de las gafas de sol y graduadas. La mitad de la población renueva sus gafas graduadas cada dos años o más (53,9%). Uno de cada tres tiene una única gafa actualizada (32,6%) mientras que casi el mismo porcentaje tiene dos (28,3%). En el caso de las gafas de sol, el 43,7% compró sus últimas gafas hace más de dos años y el 11,5% ni siquiera recuerda cuándo lo hizo”, ha explicado Rubio.