Sube el pan, la leche, las legumbres, las hortalizas. Los precios de la electricidad se disparan un 15,9% y el de los paquetes turísticos escalan hasta el 7,5%. El resultado final de todo esto es que la inflación en España se ha situado en un 10,5% en agosto.

El asunto es que la dinámica del alza de los precios parece que no aplica para las gafas graduadas y las lentes de contacto que, en agosto, han registrado un descenso del 0,4%, a la sazón, la mayor caída desde junio, según los datos del IPC recogidos y procesados por Modaengafas.com.

De hecho, los precios de las gafas graduadas y lentes de contacto han encadenado tres meses a la baja porque en junio y julio retrocedieron un 0,1%.

En lo que respecta a la totalidad del año (con corte en agosto), el IPC de las gafas graduadas y lentillas solo ha crecido en abril (+0,2%) y junio (+0,6%).

El IPC es un indicador coyuntural que mide la evolución de los precios de los bienes y servicios de consumo adquiridos por los hogares residentes en España.