Uno de cada seis adultos tiene algún grado de pérdida auditiva, y la mayor parte de ellas tiene de 50 años.

Eso se desprende del estudio La importancia de la audición: escuchar para cambiar el mundo, promovido por Oticon.

A pesar de que, según la Organización Mundial de la Salud, la pérdida auditiva afecta a más de 400 millones de personas en el mundo con necesidad de ayuda en su rehabilitación, todavía es necesario concienciar sobre la importancia del uso de audífonos.

“Debemos tener presente que lo más importante es no perderse nada, el poder seguir conversaciones y asistir a conciertos o al teatro, por poner algunos ejemplos. A pesar de que nuestros oídos tengan dificultades para oír o entender, es importante dar a conocer que existen soluciones que ayudan en caso de pérdida auditiva como los audífonos”, ha dicho José Luis Blanco, jefe de audiología de Oticon.

En cuanto a las cualidades de los audífonos determinantes para decidir llevarlos, lo que más valoran los usuarios es que sean cómodos y efectivos en el 66% de los casos. “En la actualidad, existen soluciones personalizadas e individualizadas que se adaptan a las necesidades de cada persona y a su día a día, como a la participación en actividades y espectáculos o al seguimiento de conversaciones a través del ordenador o el teléfono”, ha remarcado Blanco.