Inicio CONTEXTO La óptica española pide ayuda al gobierno para evitar su ruina por...

La óptica española pide ayuda al gobierno para evitar su ruina por la crisis del Covid-19

Establecimiento de óptica en Barcelona que solo atiende urgencias. FOTO: Modaengafas.com

La óptica española levanta su voz aprovechando la conmemoración del Día Mundial de la Salud. El sector ha denunciado la situación de indefensión en que se encuentra tras la declaratoria del estado de alarma y ha pedido ayuda al gobierno para evitar la ruina.

El sector solo reclama tres cosas al gobierno: sentirse apoyado como sector esencial que es, y no abandonado como se siente actualmente; lograr que exista un criterio único que les habilite a acceder a las ayudas de ese escudo social, y recibir material y equipos de protección individual para que los ópticos puedan ofrecer atención sanitaria con seguridad para ellos y sus pacientes, ha explicado la Fedao, la patronal del sector.

Fedao reclama que todas las empresas de óptica –al igual que las de otros sectores considerados esenciales- deberían poder tener acceso a las mismas medidas y ayudas económicas que el resto de empresas. Así, el hecho de ser consideradas “esenciales” no les dejaría en una situación de desigualdad o indefensión.

Fedao reclama a la administración un trato justo, para no quedad en situación de indefensión

“El hecho de pertenecer a ese sector esencial por proveer un servicio o producto sanitario de primera necesidad no debería perjudicarnos o alejarnos de las ayudas que el Estado está ofreciendo al resto de sectores, dado que estamos cumpliendo con nuestra obligación, como el resto de profesionales sanitarios. Nuestras empresas están generando pérdidas, dado que obviamente tienen prohibida más del 90% de lo que constituye su actividad comercial habitual y, además, no hay clientes en las calles, por eso solo estamos abiertos para mantener los servicios mínimos”, ha explicado la Fedao.

Ante esta situación, la Aecocc. asociación que representa a las cadenas de óptica, ha manifestado que “sin las ayudas que el gobierno facilita a otros sectores, tras esta crisis muchas empresas y profesionales tendrán que cerrar sus establecimientos. Es injusto que servir a tu profesión pueda llegarnos a perjudicar tanto, porque estamos cumpliendo con nuestro deber social y moral, y no por el beneficio económico que obtendremos de ello”.

Sin las ayudas que el gobierno facilita a otros sectores, tras esta crisis muchas empresas tendrán que cerrar sus establecimientos, han explicado la Aecocc

El sector, que se ha unido desde hace semanas para defender su situación ante las autoridades y de una manera coherente y solidaria con el resto de sectores afectados por esta terrible crisis, quieren destacar que desea ofrecer el servicio de atención sanitaria y, al mismo tiempo, sentirse igual de respaldado que otras profesiones para las que el gobierno ha puesto en marcha medidas que minimicen estos daños. En el resto de países de la Unión Europea, en el que los establecimientos sanitarios también se consideran un sector esencial, estas empresas pueden adherirse a las medidas regulatorias que se han habilitado para hacer frente a esta crisis sin generar un mayor quebranto económico.

Por su parte, la AEO, la asociación de fabricantes en España, ha señalado que “estamos defendiendo a nuestros profesionales, los que dan servicio a la ciudadanía, pero tras ellos está toda la cadena de suministro, empresas fabricantes de productos sanitarios, para las que su viabilidad depende de la salvación de estos puestos de trabajo y estas 10.000 ópticas”.

“No olvidemos que España puede presumir de tener un profesional óptico en toda población de más de 10.000 habitantes, cubriendo pequeños municipios para dar servicio incluso hasta a la España más vaciada; si ahora se nos deja caer, no sabremos qué ocurrirá cuando podamos volver a la normalidad”, ha remachado la AEO.