Inicio ÓPTICAS Y EMPRESAS La histórica L’Amy despide al 50% de su plantilla y su situación...

La histórica L’Amy despide al 50% de su plantilla y su situación se agrava

Instalaciones de L'Amy. Foto tomada de la página web de la compañía.

L’Amy vive sus horas más duras. La histórica empresa francesa de gafas ha despedido a 60 de sus trabajadores, casi el 50% de su plantilla, según medios locales.

Los despidos se materializaron el 9 de septiembre, cuando los empleados afectados recibieron una carta en su casa en las que les comunicaban la decisión que había tomado la empresa.

Cabe recordar que L´Amy se encuentra en suspensión de pagos, tras solicitar de manera voluntaria su entrada en los juzgados, ya que su situación financiera se agravó debido a la crisis del coronavirus.

L’Amy se encuentra en suspensión de pagos desde el pasado junio

L’Amy es una de las empresas históricas de la óptica francesa. Sus orígenes se remontan a 1810 como vendedora de monturas a Suiza e Italia, principalmente. En 1879, la compañía amplió su mercado y empezó a exportar a Australia.

La empresa tuvo serios problemas por las dos guerras mundiales, llegando a suspender su actividad. No obstante, en 1945 volvió a operar, forjando vínculos con la Escuela Nacional de Óptica de Morez.

La compañía es una de las últimas fabricantes del Haut-Jura

En 1970, L’Amy se convirtió en la empresa número uno de su campo en Francia, produciendo 1,2 millones de pares de gafas al año con una participación del 75% en las ventas de exportación, según conta en su propia página web.

En 1978, se creó la subsidiaria L’Amy en Connecticut (Estados Unidos) con la finalidad de aumentar la distribución de sus colecciones de gafas en el mercado norteamericano. En 1989 se formaron dos filiales más, L’Amy en Milán y L’Amy Australia con sede en Sídney.

El Grupo L’Amy tiene una cartera completa de marcas complementarias centradas en dos segmentos de moda y estilo de vida” y se ha especializado en la producción de gafas bajo licencia. De hecho, la compañía es una de las últimas fabricantes del Haut-Jura, antiguo bastión de la industria de las gafas de diseño en Francia.