La industria italiana de las gafas vuelve a sonreír. Las ventas del sector se situaron en 1.190 millones de euros en el primer trimestre de 2022, un 35,3% más que en el mismo periodo de 2021, y un 32,3% más frente a 2019.

El crecimiento, sobre todo, se produce gracias a la recuperación del mercado de las gafas de sol, que fue el segmento de negocio que más sufrió durante la etapa dura de la covid, cuando el turismo a escala mundial prácticamente se redujo a cero y buena parte de la población fue confinada.

En concreto, las gafas de sol italianas registraron unas ventas globales de 825 millones de euros entre enero y marzo de 2022, lo que representa un incremento del 49,6% frente a idéntico lapso de 2021, y un 35,3% versus el primer trimestre de 2019, según los datos de Anfao.

Las exportaciones de gafas italianas se han visto beneficiadas del empuje del mercado español

Los datos -a los que ha accedido Modaengafas.com- también dejan ver que, en cuanto a las monturas para graduado, las exportaciones de las multinacionales italianas del eyewear se han situado en los 365 millones de euros, un 11,2% más que en el primer trimestre del pasado año.

Si las cifras de comparan con los primeros tres meses de 2019, el alza es del 25,7%, según los datos de Anfao.

Por áreas geográficas, las exportaciones a Europa, hacia donde se dirige el 49,6% de la producción, crecieron un 22,5%, gracias a los mercados de España y Reino Unido, principalmente; las ventas a América se dispararon un 60,7%.

Asia, por su parte, creció un 36,2%, y África un 3,6%; en lo que se refiere a Oceanía, las ventas bajaron un 9,6%.

Con los nuevos datos en la mano, la patronal italiana de las gafas prevé que sus exportaciones crezcan un 10% en 2022, respecto al ejercicio 2021.