El 19 de octubre es una fecha especial porque, al menos por 24 horas, el mundo pone su atención en el cáncer de mama que, a la sazón, es el tipo de cáncer más común, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Uno de los objetivos del 19 de octubre es impulsar la detección precoz del cáncer de mama que, a escala global, es la principal causa de mortalidad en las mujeres. En 2020, alrededor de 685 000 mujeres fallecieron como consecuencia de esa enfermedad.

En lo que respecta a España, en 2020 se diagnosticaron 34.088 casos, según el Sistema Europeo de información del cáncer (ECIS), lo que representa el 30% de los cánceres diagnosticados en mujeres. ´

El cáncer de mama en nuestro país tiene una tasa de supervivencia superior al 90%

El cáncer de mama en nuestro país tiene una tasa de supervivencia superior al 90% a los cinco años. Esto significa que, de 100 mujeres diagnosticadas de cáncer de mama, 10 han fallecido al cabo de un quinquenio.

La óptica española es (y tiene que ser) sensible a este problema, puesto que se trata de una industria compuesta, en su mayoría, por mujeres. En la actualidad hay 12.345 ópticos-optometristas colegiadas que, dicho sea de paso, constituyen el 67,5% de los profesionales del sector, de acuerdo con los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

A ellas se suman una serie de ejecutivas que trabajan directamente en la gestión de las empresas y muchas de ellas tienen sus sillones en las juntas de dirección de varias empresas.

Mujeres en la óptica

No hay que olvidar que la OMS advierte de que alrededor de la mitad de los casos de cáncer de mama corresponden a mujeres sin ningún factor de riesgo identificable, a excepción del género (mujer) y la edad (más de 40 años).

Algunos factores aumentan el riesgo de padecer esa enfermedad, como son el envejecimiento, la obesidad, el consumo perjudicial de alcohol, los antecedentes familiares de cáncer de mama, el historial de exposición a radiación, el historial reproductivo (como la edad de inicio de los períodos menstruales y la edad al primer embarazo), el consumo de tabaco y la terapia hormonal posterior a la menopausia.

Más allá de cualquier cosa, todos los esfuerzos para frenar las muertes por cáncer de mama no solo se tienen que hacer el 19 de octubre, sino todos los días del año, porque se trata de una enfermedad que se puede superar con una detección precoz.

Entonces, si la solución está a nuestro alcance, pongámonos manos a la obra.