El nombre de Andrea Guerra vuelve a sonar con fuerza. El ejecutivo, que dirigió Luxottica desde julio de 2004 hasta septiembre de 2014, podría fichar por Prada en las próximas horas.

Guerra ocuparía un puesto en la alta dirección dcon el fin de impulsar el proceso de transición dentro de Prada, según apuntan varios medios de comunicación en Italia.

Patrizio Bertelli, que ahora tiene 76 años, quiere dejar la dirección general de Prada y cederla a su hijo Lorenzo, de 34 años, que es el llamado a dirigir el grupo durante los próximos años.

Prada incrementa su facturación un 41% en 2021 y destaca sus ingresos por el royalty de sus gafas

Hasta hace poco, Andrea Guerra era el consejero delegado de la división Hotel&Hospitalities Activities de LVMH. Antes de eso, el ejecutivo formó parte del consejo de Thélios, empresa que nació en 2017 en sociedad con Marcolin, pero que ahora ya es de su propiedad al 100%.

A través de Thélios, LVMH ha ido recuperando las licencias de sus marcas que estaban en manos de otros operadores del sector, como es el caso de Dior, que es una de las enseñas que más salida tienen en el mercado mundial de las gafas premium.

Parada trabaja en el segmento de las gafas a través de Luxottica (ahora Essilorluxottica). El acuerdo de licencia entre las dos compañías vencerá el 31 de diciembre de 2025.