Inicio ÓPTICAS Y EMPRESAS Nicox contrae sus ingresos un 44% en 2021 a causa de las...

Nicox contrae sus ingresos un 44% en 2021 a causa de las normas IFRS

Nicox
Nicox desarrolló Vyzulta que, en la actualidad, lo comercializa Bausch+Lomb mediante una licencia.

Nicox, la empresa francesa de oftalmología que desarrolló Vyzulta, ha registrado unos ingresos netos de 7,2 millones de euros (2,4 millones de euros en regalías netas y 4,8 millones de euros en pagos de licencias) en 2021, un 44% menos que en 2020.

La diferencia principal en los ingresos se debe a un tratamiento IFRS de un pago de licencia que Nicox recibió en 2020 por parte de su socio Ocumension Therapeutics.

Los gastos operativos para el año 2021 aumentaron a 25,1 millones de euros desde los 19,5 millones de euros del año anterior, de los cuales, 5,2 millones de euros proceden de gastos no clínicos y de desarrollo por el avance y el progreso de los ensayos de Fase 3 en NCX 470.

(Bausch+Lomb recibe luz verde para comercializar Vyzulta en Brasil)

La pérdida neta del Grupo Nicox para el año completo 2021 fue de 43,8 millones de euros frente a los 18,1 millones de euros de 2020.

Sin embargo, los números rojos de 2021 incluyen 27,8 millones de euros de partidas no recurrentes y no monetarias, fruto de “una reducción del valor razonable estimado de Zerviate (de 12,7 millones de euros) y de NCX 4251 (de 15,1 millones de euros) reflejando, respectivamente, los cambios en el mercado de la conjuntivitis alérgica en Estados Unidos y los cambios en el plan de desarrollo y cronograma para NCX 4251”.

La pérdida neta del Grupo Nicox para el año completo 2021

A 31 de marzo de 2022, el Grupo Nicox tenía efectivo y equivalentes de efectivo de 35,1 millones de euros en comparación con los 42 millones de euros registrados a 31 de diciembre de 2021.

Los ingresos netos para el primer trimestre de 2022 fueron de 0,7 millones de euros (pagos compuestos por regalías).

A 31 de marzo de 2022, el Grupo Nicox tenía una deuda financiera de 20,5 millones de euros compuesta por 18,5 millones de euros en forma de un contrato de financiación de bonos con Kreos Capital firmado en enero de 2019 y un contrato de crédito de dos millones de euros garantizado por el Estado francés, y otorgado en agosto de 2020 en el contexto de la pandemia de la covid-19.