Inicio ÓPTICAS Y EMPRESAS Marcolin abre una filial en Shanghái con la mira puesta en el...

Marcolin abre una filial en Shanghái con la mira puesta en el mercado chino y en la cadena de suministro

Nuevas oficinas de Marcolín en Shanghái.

Marcolin se refuerza en China con la vista puesta en el mercado global de la óptica. El grupo ha puesto en marcha una filial en Shanghái.

La apertura de la filial en Shanghái tiene como finalidad potenciar su presencia en China -país en el que está presente hace siete años a través de una empresa conjunta con Ginko Group- y consolidar su posición en un mercado clave, desde el punto de vista de la producción como del consumo.

“La nueva filial aumentará el crecimiento orgánico en el mercado y garantizará la cadena de suministro”, ha remarcado Marcolin.

(Las gafas de Giovanni Marcolin Coffen llegan a los 60 años)

La nueva sucursal cubrirá́ toda la China continental, junto con las demás filiales de la región de Asia-Pacífico: Hong Kong, Singapur y Sídney.

La red mundial de Marcolin está formada por 14 sucursales alrededor del mundo: Benelux, DACH, Francia, Italia, Países Nórdicos, España, Reino Unido, Rusia, EE. UU., Brasil, Hong Kong, Shanghái, Singapur y Sídney), además de dos joint Ventures.

La apertura de la filial de Shanghái se produce solo una semana después de que Marcolin estrenara oficinas en Milán, dentro de una estrategia que tiene como finalidad consolidar su posición en el mercado mundial de la óptica.

Marcolin cerró el ejercicio 2020 con una facturación de 340 millones de euros, lo que representa un descenso del 30,15 respecto a 2019.

(También le puede interesar este artículoMarcolin: salto adelante a golpe de licencias y de la mano de LVMH)