Inicio SALUD VISUAL Los ópticos catalanes advierten: el problema de la miopía se agudiza

Los ópticos catalanes advierten: el problema de la miopía se agudiza

FOTO: David Travis (Unsplash)

Los niños de 10 años tienen una miopía un 30 % más alta que la que se detectaba en personas de la misma edad hace una década atrás. Esa es la voz de alarma que ha lanzado el Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de Cataluña (Coooc), con la finalidad de alertar a la sociedad de la importancia de cuidar la salud visual.

Aunque la miopía no esté considerada como una enfermedad, sino como un defecto refractivo, «es necesario informar al ciudadano de que un ojo de más de 5 dioptrías se considera un ojo patológico y que, a la larga, puede sufrir importantes problemas visuales y oculares», ha explicado Alfons Bielsa, presidente del Coooc.

Por ejemplo, Bielsa ha especificado que una persona con más de 7 dioptrías multiplica por 44,2 las posibilidades de sufrir un desprendimiento de retina y por 126,6 las de una maculopatía.

ANTECEDENTES FAMILIARES

En general, ocho de cada diez miopes tiene antecedentes familiares, por lo que deberían haber sido menores controlados desde sus primeros años de vida, ha señalado Bielsa.

El problema de la miopía, sin embargo, se agrava aún más debido al cambio de los hábitos de vida: mientras que a principios del siglo XX, el 56 % de la sociedad era analfabeta y sus necesidades de visión cercana eran escasas, actualmente se pasa gran parte de la jornada delante de pantallas y con un uso muy intensivo de la visión cercana (ordenadores, móviles, estudio, oficinas, etc.).

“La mayoría de la población pasa mirando una pantalla más tiempo de lo que sería recomendable, que son un máximo de dos horas diarias”, ha añadido Bielsa.

.Para solucionar el problema, los ópticos recomiendan, además de revisiones periódicas, aumentar el tiempo en el exterior e incrementar la exposición del ojo a la luz solar porque indican que el sol es un inhibidor de la miopía. Dosificar el uso de pantallas y “aplicar la regla del 20-20-20”, es decir, cada 20 minutos de trabajo, hacer descansos de 20 segundos mirando a 20 pies, que equivale a unos seis metros.