Inicio HUELLAS L&L Ópticas, emprender en tiempos de pandemia

L&L Ópticas, emprender en tiempos de pandemia

Álvaro Rosa y Lola Quinteros son ópticos-optometristas por la Universidad de Granada.

Han pasado ocho meses desde que L&L Ópticas levantó sus puertas en Dos Hermanas (Sevilla). Leído así, parece que eso no tiene ningún mérito.  Pero lo tiene, porque se trata de un establecimiento que nació en pleno año de la pandemia, en octubre de 2020, en el C.C. La Motilla.

¿Abrir una óptica en tiempos tan difíciles? ¿A quién se le puede ocurrir? Nada más y nada menos que a Lola Quintero y Álvaro Rosa, dos ópticos-optometristas que ahora tienen 32 y 31 años, respectivamente. Con el fragor de su juventud no han podido ni la covid-19 ni las dificultades para acceder a los 120.000 euros que necesitaban para que el sueño se haga realidad.

Graduados en la Universidad de Granada, comenzaron a pensar en montar su propio negocio a finales de 2019. En ese entones, nadie podía imaginar (excepto algunos a quienes la opinión pública los calificó como amarillistas) que ese virus que ponía en jaque a China se extendería por el mundo.

Con el fragor de su juventud no han podido ni la covid-19 ni las dificultades para acceder a un crédito

Ajenos a lo que se cocía allende los mares, Lola Quintero y Álvaro Rosa movían todos los hilos para acceder a un crédito bancario, pero, cuando creían que estaban a punto de lograr su objetivo, la pandemia mostró su rostro y se vino el primer confinamiento, con su consiguiente declaratoria del estado de alarma.

De golpe y sopetón, los dos emprendedores hallaron más trabas para obtener un préstamo. “Es verdad que en aquellos momentos empezó a fluir mucho dinero a través de créditos ICO, pero los destinaban a empresas que ya funcionaban”, comenta Álvaro, a Modaengafas.com.

Finalmente, la adversidad no pudo con ellos. Lola y Álvaro dieron el pistoletazo de salida a su actividad empresarial y profesional el pasado octubre con su L&L Ópticas. En su oferta incluyen la realización de exámenes visuales completos, la adaptación de todo tipo de lentes de contacto, ortoqueratología, tonometría, análisis de superficies corneales y palpebrales y análisis de calidad de la lágrima.

Ahora, Lola y Álvaro construyen su propia historia.