Inicio CONTEXTO Las ‘fake news’ y cómo se cuelan en la salud visual

Las ‘fake news’ y cómo se cuelan en la salud visual

Fake News
FOTO: Markus Winkler (Unsplash)

Las fake news se han convertido en parte de la nueva realidad gracias al alcance que tienen las redes sociales y, en lo que respecta al asunto de la salud visual, están poniendo en riesgo a la población.

El de las fake news fue uno de los temas que se abordados en Optom, ya que cuando se trata del ámbito científico y sanitario, como el de la optometría y la óptica oftálmica, suelen ignorar la evidencia, de hecho, pueden llegar a falsearla o manipularla y, en la situación actual, generan un gran ruido en la gestión de la crisis.

Optom, en su web, ha condensado en unas líneas lo que fue la sesión plenaria en la que se analizó, desde la perspectiva de la evidencia científica, varios escenarios clínicos del ámbito optométrico que pueden estar relacionados con fake news.

frecuentemente, encontramos anuncios publicitarios y noticias por redes sociales que prometen soluciones a problemas visuales

Pilar Cacho Martínez, óptico-optometrista que moderó la sesión plenaria, dijo que “frecuentemente, encontramos anuncios publicitarios y noticias por redes sociales o internet que nos hablan de tratamientos, métodos o productos que prometen soluciones a determinados problemas visuales. Muchas de estas informaciones llegan a nuestras consultas a través de los usuarios, preguntando por la veracidad de lo que han leído por internet».

Esas inquietudes de los usuarios van de esta guisa: “Me han hablado de unos prismas que corrigen mi postura”, “he leído que es bueno ponerse unos filtros en las lentes para no tener fatiga visual”, “me han comentado que existe una técnica que utiliza luz y filtros coloreados para tratar mi problema visual”, “¿es verdad que mi hijo puede corregir su astigmatismo con ejercicios naturales?”, pero ¿qué hay de verdad o falsedad en estas afirmaciones?”.

ANÁLISIS BASADO EN LA EVIDENCIA

En la sesión plenario se dijo que muchas veces la contestación del óptico-optometrista se basa también en informaciones no formales, en lo que ha escuchado en un congreso o en su propia experiencia clínica. “Sin embargo, en estas situaciones es posible hacer un análisis basado en la evidencia con el que podamos ofrecer la información adecuada, basada en la evidencia científica y aportar los tratamientos más adecuados a los pacientes”, señaló Pilar Cacho Martínez durante su intervención.

Según los ponentes que intervinieron, la Optometría Basada en la Evidencia (OBE) pretende fundamentar la actividad clínica diaria sobre los mejores estudios científicos para aplicarla a los problemas reales de los pacientes.

En OBE, además de una búsqueda exhaustiva de la información científica, es necesario analizar la calidad de los estudios de investigación para graduar los niveles de evidencia y poder aplicarlos al problema clínico planteado. Esas son las mejores armas con las que se puede luchar, desde las profesiones sanitarias, frente a los bulos y noticias falsas sobre la salud.