Inicio CONTEXTO La tasa de natalidad se desploma en España: se reduce un 41%...

La tasa de natalidad se desploma en España: se reduce un 41% en una década

El de las gafas infantiles es una de las fuentes de ingresos del sector óptico español. FOTO: Valeria Zoncoll (Unplash)
El de las gafas infantiles es una de las fuentes de ingresos del sector óptico español. FOTO: Valeria Zoncoll

La tasa de natalidad se desploma en España. El número de nacimientos registró un descenso interanual de 6,1% en 2018, hasta los 369.302. La cifra, además, es inferior en un 40,7% a la contabilizada una década atrás, según datos divulgados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El descenso de nacimientos apunta, en un corto plazo,  a una merma del mercado de las gafas infantiles que, en la actualidad, se ha convertido en una de las principales fuentes de ingreso del sector. En efecto, los nativos digitales (nacidos tras el 2000) son ya más miopes que la generación anterior desde mucho antes (de media, -0,5 dioptrías más a los 7-12 años), debido a un estilo de vida sedentario, al uso excesivo de las pantallas digitales y a la reducción de horas en espacios de exterior, de acuerdo con estudios de Visión y Vida.

En 2008, la cifra de nacidos en España se situó en 519.779. A partir de ese año, empezó un descenso, que registró una ligera pausa en 2014, cuando el número de nacimientos fue de 427.595, 1.880 más que en 2013.

El descenso de la tasa de natalidad provocará la merma del mercado de gafas infantiles en un corto plazo

Los nacimientos anuales en España bajaron el peldaño de los 400.000 en 2017, hasta quedarse en los 393.181. El año pasado, esa cantidad se redujo en 23.879, situándose en 369.302. De hecho, la tasa bruta de natalidad fue de 7,9 nacimientos por cada mil habitantes, cinco décimas menos que la registrada el año anterior.

El INE atribuye el descenso a dos factores. El primero de ellos está relacionado con la disminución del número de mujeres en edad de ser madre en España, mientras que el segundo obedece a la reducción del número de mujeres en edad de concebir.

Así, el grupo de mujeres de 25 a 40 años (que concentran el 85,0% de nacimientos) se redujo un 2,5% en 2018, pasando de 4,98 millones en 2017 a 4,85. De este modo, se ha mantenido la tendencia a la baja iniciada en 2009 y que, según el INE, “se debe a que ese rango de edades está formado por generaciones menos numerosas nacidas durante la crisis de natalidad de los 80 y la primera mitad de los 90”.