Inicio SALUD VISUAL La pandemia de la covid dispara los problemas oculares de la población

La pandemia de la covid dispara los problemas oculares de la población

FOTO: David Travis (Unsplash)

Las patologías oculares han aumentado en 2020, especialmente las relacionadas con el ojo seco y la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), según el primer estudio sobre La salud ocular en tiempos de pandemia.

El estudio, impulsado por el grupo Miranza, revela datos preocupantes sobre cómo está afectando la situación actual ocasionada por la Covid-19 a la salud ocular de los españoles.

Así, un 55% de profesionales de la salud visual encuestados durante el estudio ha dicho que, actualmente, llegan a las consultas más casos de pacientes en estado más grave o avanzado que hace un año debido principalmente al retraso de los controles oftalmológicos en pacientes críticos, con enfermedades crónicas o degenerativas, como la DMAE o glaucoma.

La gran mayoría de los expertos consultados (91%) ha observado un retraso en los controles de la salud visual

La gran mayoría de los expertos consultados (91%) ha observado un retraso en los controles de la salud visual de estos pacientes críticos debido al confinamiento. De ellos, un 43% cree que este retraso ha tenido consecuencias para la salud ocular de estos pacientes.

El miedo de las personas al contagio (49%) y las restricciones dictadas por las autoridades (28%) son los dos factores que más han influido en el retraso y el descenso de las revisiones oculares en los últimos meses, según el estudio elaborado por Miranza.

CAUSAS DE LOS DAÑOS EN LA VISIÓN

Las principales causas que han provocado el incremento de los daños visuales están relacionadas con los nuevos hábitos de los ciudadanos durante la pandemia (34%), unido a la falta de revisiones periódicas (16%) así como al contexto de estrés e incertidumbre que vive actualmente la sociedad (12%).

al menos ocho de cada 10 españoles utilizan de manera habitual un smartphone

De hecho, la limitación de la vida social y la movilidad ha provocado cambios en el estilo de vida de la población. Al pasar más horas en el hogar, también ha aumentado el consumo de dispositivos tecnológicos. Según recoge el estudio, al menos ocho de cada 10 españoles utilizan de manera habitual un smartphone, la televisión y un ordenador o portátil, y de media pasan entre dos y tres horas al día delante de una pantalla. Además, dos de cada tres personas encuestadas declaran que durante la pandemia ha hecho mayor uso de estos dispositivos.

El mayor tiempo que pasamos delante de las pantallas lleva a los expertos en salud ocular a alertar del mayor riesgo que existe de padecer distintas enfermedades oculares, especialmente fatiga ocular (98%), seguido de astenopia acomodativa o de convergencia (93%) -es decir, fatiga ocular asociada a diferentes síntomas como dolor de cabeza y malestar general- y miopía (75%).

Según el 68% de los profesionales de la salud visual consultados por el estudio de Miranza, existen dos grupos de población con mayor riesgo de padecer problemas oculares debido al uso excesivo de estos dispositivos: se trata de los niños entre tres y 12 años y los adolescentes entre 13 y 18 años. No obstante, a pesar de la preocupación que generan estos datos, cerca de la mitad de los expertos consultados (46%) considera que no hay pruebas suficientes para afirmar que la sobreexposición a las pantallas suponga la aparición entre los más jóvenes de problemas oculares asociados con una edad avanzada. Sin embargo, un 40% sospecha que pueda guardar relación y solo un 13% lo confirma. 

El estudio también señala que, a pesar de que un 30% de los españoles reconoce que sus problemas visuales han empeorado desde el inicio de la pandemia, la mayoría de ellos (75%) asegura que no ha acudido a ningún especialista. Los resultados revelan que son más mujeres (un 34%) quienes reconocen que su salud visual ha empeorado a causa del confinamiento.