Inicio HUELLAS La muerte de Bernard Maitenaz, el inventor de la primera Varilux, alcanza...

La muerte de Bernard Maitenaz, el inventor de la primera Varilux, alcanza gran repercusión mundial

Bernard Maitenaz fue uno de los cofundadores de Essilor.

La muerte de Bernard Maitenaz, uno de los cofundadores de Essilor y el inventor de la primera lente progresiva Varilux, ha sacudido a la industria de la óptica en el mundo. Solo hay que ver la repercusión que la noticia publicada por Modaengafas.com, que en 24 horas acumuló 700 likes.

Para entender lo que significa Maitenaz, hay que remitirse a las palabras de Paul du Saillant, presidente y director general de Essilor International, que dijo que, de no ser por Maitenaz, “la industria óptica y Essilor no serían lo que son hoy”.

“Debemos mucho a Bernard, que seguirá siendo una fuente de inspiración para las generaciones venideras. En un momento tan triste, nuestros pensamientos están con su familia, sus hijos y sus nietos», ha remarcado Du Saillant.

“la industria óptica y Essilor no serían lo que son hoy” sin el aporte de Maitenaz

“Bernard Maitenaz fue un verdadero pionero e inventor de corazón. “Bernard también será recordado por los valores con los que dirigió Essilor entre el 81 y el 91, los que también promovió en el seno de Valoptec a lo largo de sus más de 70 años de carrera”, ha remarcado Du Saillant.

Silmo, el mayor salón de la óptica de Europa, solo por detrás de Mido, también mostrado su pesar por el fallecimiento de Maitenaz, cuyos desarrollos cambiaron a la industria de la óptica.

“Animado y de mente abierta, pionero y visionario, Bernard Maitenaz siempre ha estado disponible para compartir sus conocimientos, para discutir con sus colegas, para mirar hacia el futuro con entusiasmo”, ha explicado Silmo a través de un comunicado.

Maitenaz, además de ser un profesional cercano a la industria de la óptica, también tenía fuertes vínculos con Silmo

Maitenaz, además de ser un profesional cercano a la industria de la óptica, también tenía fuertes vínculos con Silmo. Desde el nacimiento del primer Silmo d’Or en 1994, fue uno de los integrantes del jurado. Cuando se fundó Silmo Academy en 2010, “era un participante ferviente en el Consejo Científico, poniendo su sentido común y previsión al servicio de las ciencias de la visión”.

“Apasionado por la investigación, siempre mirando al futuro, su sincero compromiso se echará en falta entre todos los profesionales que han tenido la oportunidad de trabajar con él”, concluye la misiva.

En su vida, Bernard Maitenaz también dejó su huella en la Escuela Superior de Óptica de París, donde impartió clases de ingeniería óptica en la Escuela Superior de Óptica de París. También fue asesor de educación técnica en el Ministère de l’Education nationale, y presidente del Centre d’Enseignement et de Recherche de París.

Bernard Maitenaz también dejó su huella en la Escuela Superior de Óptica de París

Fue miembro de varios consejos de administración, en particular de la Escuela Superior de Óptica durante más de 10 años, y de la Escuela Nacional Superior de Artes y Oficios de 1990 a 1994. Fue miembro de la junta directiva del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) de 1992 a 2003, y fue miembro del Consejo para las Aplicaciones de la Academia de Ciencias (Cadas).

Gracias a su labor, Maitenaz, recibió numerosos reconocimientos por sus contribuciones a la optometría, incluido un doctorado honorífico en Ciencias Oculares del New England College of Optometry de Boston en 1988 y un doctorado honorífico Honoris Causa de la Facultad de Optometría de la Universidad de Montreal en 1993.

Además, recibió el Premio Apolo 2014, el máximo galardón otorgado al público en general por la Asociación Americana de Optometristas, que distingue a personas u organizaciones por su labor destacada en favor del bienestar visual de la población.