Inicio SALUD VISUAL La mitad de las personas de más de 40 años sufre sequedad...

La mitad de las personas de más de 40 años sufre sequedad ocular

sequedad ocular
FOTO: Unsplash

Un centenar de oftalmólogos debatirán en Barcelona sobre el diagnóstico y tratamiento del ojo seco, que afecta a la mitad de las personas de más de 40 años.

Los oftalmólogos se reunirán este 13 de mayo en las instalaciones del IMO Miranza de Barcelona, en el marco del Ocular Surface Masterclass, organizado por el laboratorio Théa.

El ojo seco es una enfermedad crónica que puede producirse debido a distintos factores. De hecho, “pueden presentarse de forma aislada o confluir varios de ellos en un mismo paciente”, explica la oftalmóloga y coordinadora científico del encuentro, la Dra. Miriam Barbany, especialista en córnea y cirugía refractiva de IMO Grupo Miranza y experta en ojo seco.

el 60% de la población femenina y el 40% de la masculina tienen síntomas de sequedad ocular

Durante el evento se abordarán, entre otros, dos de los tipos más frecuentes de ojo seco: el “evaporativo” (se debe una evaporación rápida de la lágrima) y el “hiposecretor” (causado por un déficit de la capa acuosa que compone la película lagrimal, a cargo de proteger el ojo).

Precisamente, los expertos pondrán el foco en estos dos tipos de la enfermedad porque “calculamos que el 60% de la población femenina y el 40% de la masculina tienen síntomas de sequedad ocular relacionados con estos dos tipos de ojo seco”, añade el Dr. José Luis Güell, también experto en ojo seco de IMO Grupo Miranza y coordinador científico del encuentro. Esto se debe, principalmente, al uso continuado y, a veces excesivo, de pantallas de ordenadores o dispositivos móviles, así como a la aplicación de cosméticos en los párpados y pestañas, con una higiene incorrecta o insuficiente de la zona. También lo pueden causar unos hábitos alimenticios poco saludables o con ciertos déficits”, aclara el experto.

Asimismo, Güell destaca que “es importante que el paciente con ojo seco tenga en cuenta que, más allá de la sequedad ocular y de los otros síntomas que acompañan a la enfermedad, como puede ser la irritación o el enrojecimiento del ojo, esta patología causa también mala visión. Además, los casos más graves pueden llegar a padecer problemas infecciosos o úlceras que, de no tratarse correctamente o a tiempo pueden provocar que el paciente, excepcionalmente, deba someterse a un trasplante de la córnea”.

CIRUGÍAS ESTÉTICAS Y OJO SECO

La relación entre la cirugía estética de los párpados y el ojo seco es otro de los temas que captará la atención de los expertos que asistirán al encuentro.

Probablemente, “el efecto mascarilla ha sido uno de los factores que ha disparado la demanda de este tipo de intervenciones durante la pandemia”, explica Barbany, quien añade que “en nuestra práctica diaria, vemos a menudo a pacientes con problemas de sequedad después de haberse sometido a intervenciones como la blefaroplastia (corrección de las bolsas y del exceso de piel en los párpados). Se trata de una cirugía que tiene muy buen pronóstico en manos expertas, pero, de no llevarse a cabo correctamente, el ojo queda excesivamente expuesto a la intemperie, dando lugar a un cuadro de sequedad ocular”, advierte la experta.

Por ello, la oftalmóloga recomienda que “al valorar este tipo de tratamientos, el paciente acuda a un especialista conocedor de la anatomía y peculiaridades de la zona ocular y de alrededor de los ojos para minimizar el riesgo de complicaciones postoperatorias y evitar consecuencias indeseadas, como el ojo seco”.