Inicio CONTEXTO La esperanza de vida crece en España a pesar de la covid-19

La esperanza de vida crece en España a pesar de la covid-19

. FOTO: Lucian Alexe (Unsplash)

España es un país de gente longeva y lo será aún más, a pesar de los efectos que ha tenido en la sociedad la pandemia de la covid-19, según se desprende de la última actualización del informe básico sobre demografía del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Entre 1999 y 2019, la esperanza de vida al nacimiento de los hombres ha pasado de 75,4 a 80,9 años, y la de las mujeres de 82,3 a 86,2 años. En este periodo se ha mantenido una diferencia apreciable en la incidencia de la mortalidad por sexos, si bien la ratio de masculinidad a la defunción (número de defunciones de hombres por cada 100 defunciones de mujeres residentes en España) ha descendido significativamente.

En concreto, en 1999 se producían 110,5 defunciones de hombres por cada 100 defunciones de mujeres, mientras que, en 2019, esta cifra alcanzó un valor de 102,8 defunciones de hombres.

En la última década mejoró la expectativa de vida en las personas de edad madura y avanzada

El informe demográfico señala que, durante la última década, ha mejorado la expectativa de vida en las personas de edad madura y avanzada. En el periodo 1999-2019, el horizonte de años de vida a los 65 años de los hombres ha aumentado en 3,4 años y el de las mujeres en 3,2 años. A los 85 años, en el periodo 1999-2019, el aumento ha sido de 1,4 años para los hombres y de 1,7 años para las mujeres.

Según estas proyecciones, la esperanza de vida al nacimiento alcanzaría los 83,2 años en los hombres y los 87,7 en las mujeres en 2035, lo que supone una ganancia respecto a los valores actuales de 3,2 y de 2,3 años respectivamente.

Estos valores serían de 85,8 años de esperanza de vida al nacimiento para los hombres y de 90 para las mujeres en 2069.