Inicio ÓPTICAS Y EMPRESAS Kering Eyewear se consolida: crece un 17,8% en 2019 tras rozar los...

Kering Eyewear se consolida: crece un 17,8% en 2019 tras rozar los 600 millones de facturación

Kering Eyewear/VSP Global(Marchon
Gucci, que es fabricada por Safilo, es una de las principales marcas de Kering. FOTO: Gucci

Kering Eyewear ya es uno de los mayores operadores del mundo en el mercado de la óptica, tras facturar 596 millones de euros en 2019, lo que equivale a un crecimiento de 17,8%, a tipo de cambios constantes, respecto al  ejercicio 2018.

El crecimiento obedece, principalmente, a la recuperación de las licencias de sus marcas Montblanc y Balenciaga, que hasta hace poco se encontraban en manos de otros operadores del sector.

Europa, Oriente Medio y África (región EMEA) generaron el 34% de la facturación de Kering Eyewear, seguida de América, que ha aportado un 16%. En cuanto a los canales de distribución, en 50% de las ventas se  produjo en el canal óptico que, en la actualidad, ya cuenta con un peso importante en la estrategia de la compañía.

Kering Eyewear materializó el 50% de sus ventas en el canal óptico

De esta forma, Kering Eyewear confirma la apuesta que hizo por el mercado de la óptica hace cinco años. En el ejercicio  2019, Kering Eyewear adquirió una participación minoritaria en uno de sus socios más valiosos, Trenti,  como parte de su estrategia industrial para aumentar el control de su oferta ay alcanzar  asociaciones estratégicas clave con los principales players de la industria.

En este contexto, Kering Eyewear renovó por tres años el acuerdo que tiene con Safilo,la cual se encargará de la fabricación y suministro de monturas y gafas de sol de Gucci hasta diciembre de 2023.

En 2019, Kering Eyewear culminó la implantación de un sistema de distribución a escala global que le permite servir a 20.000 clientes localizados en 110 países.  De hecho, opera en 25 mercados a través de 15 filiales situadas en Francia, Reino Unido, Alemania, España, Estados Unidos, Hong Kong, Japón, Singapur, Taiwán, China, Corea, Australia, India, Malasia y Oriente Medio.  Además, Kering Eyewear cuenta con una red de distribuidores.

Kering Eyewear opera en 110 países a través de 25 filiales y una red global de distribuidores

Así, en el pasado ejercicio, Kering Eyewear comenzó a operar desde su propio centro logístico, situado en Italia, que está equipado con última tecnología y desde el cual controla todo el proceso de fabricación de sus colecciones de gafas.

Kering Eyewear forma parte del grupo de lujo Kering que, a través de todas sus filiales, ha cerrado el ejercicio 2019 con una facturación de 15.884 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 16,2% respecto a 2018, mientras  que su beneficio neto se elevó un 37,4%, hasta los 2.308,6 millones de euros.