Inicio ENTREVISTAS Jesús Gómez Eguren (fundador de Multiópticas): “En el sector óptico nos hemos...

Jesús Gómez Eguren (fundador de Multiópticas): “En el sector óptico nos hemos vuelto barateros”

Jesús Gómez Eguren, fundador de Óptica Jesús.
Jesús Gómez Eguren, fundador de Óptica Jesús.

A sus 84 años, Jesús Gómez Eguren es más que una autoridad en el sector óptico español.  En 1950, puso en marcha Óptica Jesús en el número 1 de la calle Sombrerería, en Bilbao, que es uno de los establecimientos de referencia en la ciudad y que ahora se encuentra en manos de sus sobrinos, Ibón, Eider e Iker. Además, es uno de los nueve fundadores de Multiópticas, grupo del que se separó hace más de una década.

Gómez Eguren forma parte de una estirpe de ópticos que comenzó con su abuelo y que siguió con su padre y su tío. De hecho, cuando niño, hacía las tareas en la óptica familiar y jugaba en medio de las monturas y los instrumentos que se utilizaban en aquella época para graduar la vista.  En su juventud, se trasladó a Barcelona para estudiar óptica, donde conoció a algunos de los amigos con los que más adelante fundaría Multiópticas.

Pregunta: ¿Cómo recuerda la década del 70, que fue cuando dio uno de los pasos más importantes de su carrera, al crear Multiópticas?

Respuesta: Como la época más bonita que ha habido en la óptica, comparativamente con lo que había anteriormente y con lo que ha venido después. Podemos decir que fueron los años de oro de la óptica.

P.: ¿Cómo nació Multiópticas?

R.  Roberto Calvet, un amigo al que conocí cuando estudiaba óptica, tenía contacto con una persona que vivía en París y que formaba parte de un grupo. Un día, el parisino le había dicho a Calvet que uniera a ellos.

P- ¿Pero Calvet ya tenía un grupo?

R. No (se ríe). Después de hablar con el francés, Calvet vino a verme y me dice: ¡Qué mentira le he contado a mi amigo parisino¡ Le dije que aquí en España teníamos un grupo y que nos uniríamos a ellos.

“En los años 70, la óptica española vivió su ÉPOCA dorada”

P. Y usted, ¿cómo reaccionó?

R. Le dije: ¿Por qué no nos  juntamos y lo hacemos? Entonces fuimos a buscar a los colegas que teníamos en Lleida, Tarragona, Zaragoza, Santander, León, La Coruña, Ourense y Barcelona, para proponerles la creación del grupo. Finalmente, fuimos nueve los ópticos que fundamos Multiópticas en una pequeña oficina de Madrid.

P. ¿Por qué se dio de baja del grupo?

R.: Porque un día me pidieron que quitara mi nombre del rótulo de la óptica y lo dejara solo como Multiópticas. Yo me negué, porque no puedo renegar de mi nombre, ya que me había costado mucho trabajo tener el prestigio que tengo en la óptica. Si quitaba el nombre del rótulo: ¿De qué vale, mi categoría?

P. ¿Cómo ha cambiado el negocio de la óptica en las últimas décadas?

R. Ha cambiado mucho. Hoy en día somos barateros y competimos por hacer las cosas más baratas porque así se creemos que venderemos más.  Y claro, todos podemos rebajar los precios y hasta, si nos apuran, perder dinero. Pero, ¿cómo mantenemos un negocio de esa manera?

“Hoy competimos por hacer las cosas más baratas porque así creemos que vendemos más”

P. Qué opina de la política de precios bajos?

R. Que es un camino equivocado. A mí, de qué me hubiera servido el haber chuleado de ser uno de los mejores ópticos de España si luego hubiese bajado los precios. Hoy, Óptica Jesús, que está en manos de mis sobrinos, cobra las consultas y antes también lo hacía. Si nosotros invertimos un tiempo revisando la visión del cliente, lo lógico es que recibamos una remuneración, independientemente si después nos compran o no una gafa.

P: ¿Y no se quejan los clientes?

R. Algunos, pero yo siempre les he dicho que aquí cobramos porque somos los mejores.

P: ¿Cree que el negocio de la óptica ha perdido prestigio?

R. El prestigio que logramos construir en torno al negocio de la óptica lo hemos tirado, y ahora nos ven como si fuésemos unos vendedores de cacahuetes. ¡A ver, quién lo hace más barato!