Inicio ÓPTICAS Y EMPRESAS Hoya Vision Care comenzará a vender en España su lente para frenar...

Hoya Vision Care comenzará a vender en España su lente para frenar la miopía el 1 de abril

Las lentes Miyosmart están hechas para frenar la progresión de la miopía hasta en un 60%, según Hoya.

Hoya Vision Care pone fecha a la introducción de las lentes de Miyosmart en el mercado español. La compañía ha confirmado que el 1 de abril comenzará a comercializar esta lente en España.

Las lentes Miyosmart están hechas para frenar la progresión de la miopía hasta en un 60%, gracias a la tecnología DIMS.

Miyosmart, desarrollada por Hoya junto con la Universidad politécnica de Hong Kong, es un tratamiento no invasivo para el control de la miopía, que ha demostrado una reducción promedio de la progresión de la miopía del 60%, de acuerdo con los resultados de un estudio clínico realizado durante dos años en niños de 8 a 13 años, que ha sido publicado en el British Journal of Opthtalmology.

la lente Miyosmart es un tratamiento no invasivo para el control de la miopía

Desde 2018 que Miyosmart comenzó a comercializarse en diferentes países asiáticos, su introducción se ha expandido a Australia, Canadá, diferentes países de Europa a lo largo de 2020, tal como informó Modaengafas.com.

Miyosmart fue galardonada con el Grand Prize, Grand Award y la Gold Medal en la 46th Edición de la Exhibición Internacional de Invenciones de Ginebra en 2018, y en noviembre de 2020 con el reputado Silmo D’Or en París en la categoría de visión.

La lente se empezará a comercializar en el mercado español en un momento en que vivimos una revolución digital, que se ha visto precipitada por el modo en que la pandemia de la covid-19 ha impactado en nuestros hábitos de vida, en los que el consumo de pantallas digitales cobra un, aun mayor, protagonismo, viéndose incrementado en un 28 % en apenas un año.

La miopía representa un grave peligro para la infancia, ya que el trastorno que aparece en la edad escolar tiende a agravarse hasta cumplir los 18 años, con el riesgo de desarrollar posibles complicaciones como cataratas, glaucoma, desprendimiento de retina y maculopatía

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que, en 2050, la mitad de la población mundial sufrirá miopía en el mundo.