Inicio ÓPTICAS Y EMPRESAS Hoya Lens le da gas a la óptica en la época post-Covid-19...

Hoya Lens le da gas a la óptica en la época post-Covid-19 con una plataforma digital en base a IA

FOTO: Markus Spiske (Unsplash)

Hoya entra en una nueva dimensión al final de la desescalada. La compañía japonesa, especializada en lentes oftálmicas, ha lanzado la plataforma Excelentes by Hoya que funciona en base a Inteligencia Artificial (AI, por sus siglas en inglés), con la que introduce a las ópticas en la digitalización y omnicanalidad.

El lanzamiento realizado en los mercados de España y Portugal se ha producido en el momento en que las ópticas han vuelto a reabrir sus puertas después de haber permanecido cerradas durante casi dos meses debido al confinamiento decretado en los dos países por el brote del Covid-19.

“No podemos estar más orgullosos del momento en que llega esta plataforma, ahora, cuando nuestros clientes más nos necesitan, y más podemos aportar nosotros poniendo a su disposición este nuevo servicio en el que puedan apoyarse y mejorar la eficiencia de sus negocios”, ha dicho José Fraile, director general de Hoya Lens Iberia.

Hoya Lens Iberia trata de llegar con esta plataforma a las ópticas pequeñas

Liliana Bolós, directora de marketing de Hoya Lens Iberia y propulsora de este proyecto, ha dicho que con esta plataforma se trata de que la digitalización “no sea solo privilegio de grandes grupos o cadenas”, sino que también esté accesible a las pequeñas ópticas.

La plataforma pone a disposición del óptico el control y gestión de su negocio y de sus clientes, permitiéndole acceder a su facturación digital, la automatización de sus albaranes, devoluciones, el chequeo y seguimiento de sus envíos en tiempo real, el diseño y producción de materiales de marketing, la creación y gestión de campañas 100% cualificadas, personalizadas y geolocalizadas para garantizar su máximo impacto, el análisis e incremento de la eficiencia de sus negocios.

El grupo Hoya finalizó el ejercicio 2019 (cerrado el pasado marzo) con unas ventas globales de 576.530 millones de yenes (5.016 millones de euros), un 2% más frente al mismo ejercicio de 2018.