Inicio ÓPTICAS Y EMPRESAS Essilorluxottica y Grandvision: cara a cara en los juzgados

Essilorluxottica y Grandvision: cara a cara en los juzgados

Róterdam es la ciudad donde Essilorluxottica y Grandvision ventilarán sus diferencias. FOTO: Serhat Beyazkaya (Unsplash)

Dos colosos ante un juez. Essilorluxottica y Grandvision se verán la cara en los juzgados este 10 de agosto en un Tribunal de Distrito en Róterdam con la finalidad de resolver los inconvenientes que han surgido entre ellas a raíz de la pandemia del Covid-19.

El proceso tiene en vilo a la industria mundial de la óptica, porque está relacionado con el proceso de compra de Grandvision por parte de Essilorluxottica.

En concreto, en julio de 2019, Essilorluxottica suscribió un convenio con HAL Investments (dueño de Grandvision) para comprarle el 76,7% de las acciones de la multinacional holandesa de óptica por una cifra que bordea los 7.100 millones de euros.

Essilorluxottica suscribió un convenio con HAL Investments para comprarle el 76,7%de las acciones de Grandvision

El proceso de compraventa -que debe finalizar como máximo el 31 de julio de 2021- avanzaba conforme a lo pactado por ambas empresas, hasta que la crisis del Covid-19 hizo su aparición y trastrocó las previsiones tanto de Essilorluxottica como de Grandvision.

El pasado 18 de julio, Essilorluxottica inició procedimientos legales ante un Tribunal de Distrito en Róterdam, con el fin de evaluar la forma en que Grandvision ha manejado el curso de su negocio durante la crisis de coronavirus, y saber hasta qué punto pudiese haber incumplido sus obligaciones establecidos en el acuerdo de compraventa.

El 30 de julio de 2020, Grandvision y HAL interpusieron un proceso de arbitraje contra Essilorluxottica, la cual, considera que se trata de una acción de distracción.

Essilorluxottica y Grandvision cerraron el primer semestre de sus respectivos ejercicios con pérdidas, debido al Covid-19

El último jueves, casi a la víspera de acudir al tribunal, Grandvision contrató a una empresa independiente para que haga una copia de seguridad de la información que tiene en sus servidores, y la tendrá en su poder hasta que se resuelva el contencioso que le ha planteado Essilorluxottica.

“Esta información sigue siendo propiedad de Grandvision y ni Essilorluxottica ni ningún otro tercero tendrán acceso a ella”, ha explicado Grandvision.

De manera paralela, las autoridades antimonopolio de la Comisión Europea mantienen abierta una investigación –que ahora no tiene plazo de finalización– con la finalidad de establecer si la transacción acordada por Essilorluxottica y Grandvision vulnera los derechos de la competencia.

En el primer semestre de 2019, Essilorluxottica anotó unas ventas de 6.230 millones de euros, lo que representa un descenso del 29% frente al mismo periodo de 2019 debido a los efectos del Covid-19 en su cuenta de resultados. Además, la empresa registró unas pérdidas atribuidas de 412 millones de euros, frente a los beneficios de 671 millones de euros que logró en idéntico lapso del pasado año.

Por su parte, Grandvision concluyó el primer semestre de 2020 con unas ventas de 1.452 millones de euros, lo que representa un descenso del 27,2% frente al mismo periodo de 2019. El grupo, además, reportó unas pérdidas de 212 millones de euros, frente a los beneficios de 74 millones obtenidos entre enero y junio del año pasado