Inicio CONTEXTO El Covid-19 le da alas a la telemedicina en la óptica

El Covid-19 le da alas a la telemedicina en la óptica

telemdicina
Los ópticos toman la presión intraocular para enviar un informe al retinólogo.

El Covid-19 abre las puertas de la óptica a la telemedicina. La técnica, que no es nueva para el sector,  ha adquirido protagonismo debido al coronavirus, ya que el virus está obligando a la población a mantener un distanciamiento de dos metros para minimizar los riesgos de contagio.

El distanciamiento también es inherente a las ópticas, que han tenido que dotar a sus profesionales de equipos de protección individual y están buscando fórmulas para realizar el trabajo de una manera prudente. En medio d ese contexto, el nombre de la telemedicina emerge con fuerza.

“La telemedicina es el futuro”, dice Lluís Bielsa, director técnico de Bielsa Optics, en Barcelona. Bielsa conoce a fondo esta técnica, puesto que la utiliza de manera cotidiana para medir la presión intraocular de los usuarios.  Una vez que ha hecho el trabajo, envía los datos a un especialista en retina que emite el informe relacionado con la salud visual del paciente.

El nombre de la telemedicina emerge con fuerza en plena pandemia del Covid-19

“Es un procedimiento que no entraña ningún peligro”, recalca Bielsa, tras enfatizar que trabajar de esta manera permite mantener todas las normas de seguridad y evitar contagiar o contagiarse con el Covid-19.

Un artículo publicado en Optometry Times (sobre la implantación de la telemedicina en el centro médico del departamento de oftalmología de la Universidad de Columbia) confirma esta realidad. De hecho, en el artículo se asegura que la telemedicina tiene muchas ventajas como, por ejemplo, mantener a los pacientes a salvo de la exposición al coronavirus, mejorar el acceso a la atención y reducir los costos de atención médica.

“La telemedicina en el cuidado de los ojos era, hasta ahora, más un concepto (en el departamento de oftalmología de la Universidad de Columbia) antes que una realidad completamente desarrollada… era un tema de interés que se discutió en reuniones profesionales durante muchos años como una apuesta de futuro. En medio de la pandemia del Covid-19, la telemedicina ya no es un concepto futurista”.

IMPULSO DESDE 2015

El impulso de la telemedicina en la óptica se produjo en 2015, cuando Optretina desarrollo un software que permite trabajar a distancia y fomentar la colaboración entre ópticos-optometristas y oftalmólogos.

Optreina trabaja con 519 ópticas en España  y ha emitido casi 330.000 informes

En la actualidad, 519 ópticas de las casi 10.000 que hay en España trabajan con Optretina que, hasta ahora, ha emitido 329.112 informes, según consta en la página web de la compañía.

Topcon, por su parte, explica que la telemedicina en la optometría se ha extendido de un modo importante en los últimos años. «Su práctica es sencilla, cómoda y totalmente inocua para el paciente. Consiste en la realización de un examen visual funcional y anatómico exhaustivo, mediante la obtención de imágenes de las estructuras de los ojos del paciente» a través de retinógrafos no midriáticos y Tomógrafos de Coherencia Óptica (OCT).

Una vez que el óptico ha realizado su trabajo, envía la información, siempre  encriptada, a un centro de lectura especializado donde un retinólogo la analiza. Una vez finalizado este proceso, el informe es reenviado telemáticamente a la óptica de origen, para que el paciente pueda conocer el estado de su salud visual.