Inicio ANÁLISIS El coronavirus ‘resfría’ al mercado mundial de la óptica

El coronavirus ‘resfría’ al mercado mundial de la óptica

Coronavirus - industria de las gafas
Entrada a la fábrica de Luxottica en China, en la que trabajan 12.000 personas. FOTO: Luxottica

ANÁLISIS (MODAENGAFAS.COM)

El coronavirus ya no solo representa una amenaza seria para la salud, sino que se ha convertido en un serio contratiempo para la industria mundial de la óptica, cuyo epicentro está en China, donde fabrican desde Luxottica hasta Etnia Barcelona.

Los organizadores de Mido, uno de los certámenes de óptica más prestigiosos del mundo, acaban de anunciar la creación de una plataforma online para mitigar los efectos negativos que podría acarrearle la suspensión de los vuelos a China, tanto de ida como de vuelta.

Y, ¿por qué la plataforma online? Para que los expositores y visitantes chinos puedan exhibir y ver los productos que se presentarán en Mido, ante la posibilidad de que no puedan estar físicamente en el certamen.

Luxottica tiene una fábrica con 12.000 empleados en China

Lo que le está pasando a Mido es solo una muestra de lo que está viviendo el mercado mundial de la óptica, teniendo en cuenta que China continental  es el mayor productor mundial y el mayor exportador de productos de óptica. Hong Kong, donde se acaba de registrar la primera víctima por coronavirus, es el tercer exportador de gafas y monturas a escala mundial.

La cuestión es que no solo que cientos de empresas de óptica de Occidente subcontratan la producción en China, sino que una buena parte tiene instalaciones propias en el gigante asiático. Essilor puso en marcha un centro de innovación en Shanghái. Luxottica tiene en Dongguan, en sociedad con una empresa china, una fábrica de 250000 metros cuadrados, con 12.000 empleados, de donde sale el 46% de sus gafas y monturas.

Analizando la situación desde el punto de vista español, Etnia Barcelona tiene una fábrica en China y D&R Optical, propietaria de Zen Eyewear Barcelona, ha entrado en el capital de uno de los diez fabricantes de monturas más grandes de China.

Así las cosas, el resfriado provocado por el coronavirus a la economía mundial amenaza con convertirse en una neumonía que provocará serios espasmos en la salud de la industria mundial de la óptica.