Inicio SALUD VISUAL El colegio valenciano declara la guerra a los cursos de ‘pseudoterapias’ optométricas

El colegio valenciano declara la guerra a los cursos de ‘pseudoterapias’ optométricas

FOTO: William Farlow (Unsplash)
FOTO: William Farlow (Unsplash)

El Colegio de Ópticos Optometristas de la Comunitat Valenciana (Coocv) ha denunciado que algunas asociaciones o entidades particulares imparten actividades formativas sobre “pseudoterapias” que nada tienen que ver con la optometría.

“En algunas de estas formaciones se observa inexactitudes con autodenominadas especialidades, o presuntas áreas de conocimiento”, ha explicado el Coocv. “Una de estas es la denominada optometría comportamental de la conducta o neurocognitiva, que llevan a confusión al ser consideradas erróneamente como ramas establecidas de la optometría, cuando no lo son”.

El Coocv  que el Código Deontológico señala que “mientras no existan especialidades optométricas reconocidas como tales, el óptico-optometrista no incluirá en su promoción o publicidad alusiones a pretendidas especialidades que no son oficiales”.

El Coocv señala que no recomienda ni avala ningún curso cuyos contenidos carezcan de evidencia científica

El organismo ha explicado que, por ejemplo, la terapia visual, que incluye la ortóptica, es una disciplina optométrica con base científica, exclusiva del óptico-optometrista, englobada dentro de la rehabilitación visual. “Sus aplicaciones son diversas –señala el Coocv- y tienen como objetivo optimizar el rendimiento del sistema visual a través de una serie de ejercicios, activos o pasivos, de carácter secuencial y dificultad creciente en función del caso, y que se realizan bien en consulta o bien para que el paciente los realice fuera de ella, previa programación en consulta”.

El Coocv advierte de que, de ninguna manera,  la terapia visual puede confundirse con pseudoterapias u otros procedimientos como terapias comportamentales, yoga visual, reiki visual, mindfulness visual e incluso algunos tratamientos poco convencionales, como la fototerapia o reflejos primitivos, con criterios dudosos y que carecen de evidencia científica.

El colegio valenciano añadió que no recomienda ni avala ningún curso cuyos contenidos carezcan de evidencia científica, “planteándose realizar cuantas acciones considere pertinentes en defensa de la salud de los ciudadanos y de la seriedad de nuestra profesión y sus profesionales ópticos-optometristas”.