Inicio SALUD VISUAL De la diabetes a la hipertensión: ¿qué se puede descubrir a través...

De la diabetes a la hipertensión: ¿qué se puede descubrir a través de un examen visual?

FOTO: Alin Rusu (Unsplash)

Los ojos son el espejo del alma, pero también de la salud. Los exámenes visuales han ganado importancia dentro del sistema sanitario, porque permiten descubrir indicios de enfermedades como la diabetes o la presión arterial alta en los pacientes.

Así lo ha confirmado la Asociación de Oftalmólogos de Alemania, al explicar que las revisiones de los ojos revelan no solo si las personas tienen algún problema en la visión, sino si sufren de otro tipo de afecciones no asociadas con la visión.

Un análisis de la córnea permite sacar conclusiones sobre el metabolismo de los lípidos. En concreto, los depósitos de grasa anulares (arcus lipoides) en el borde de la córnea no afectan la visión y son comunes en personas de edad avanzada. Sin embargo, si las personas menores de 50 años muestran tales depósitos, se recomienda precaución, porque entonces el riesgo de sufrir un ataque cardíaco puede aumentar

Un análisis de la córnea permite sacar conclusiones sobre el metabolismo de los lípidos

Pero no solo eso. Si el profesional de la salud visual detecta un anillo de color verdoso o marrón en el borde de la córnea, puede ser que su paciente tenga la enfermedad de Wilson, un trastorno metabólico hereditario en el que se deposita cobre en el organismo provocando, entre otras cosas, daños en el hígado y los nervios. Con una terapia temprana, el curso de la enfermedad generalmente se puede detener o ralentizar.

Examinar la retina dentro del ojo es particularmente revelador. Con la ayuda del oftalmoscopio, los profesionales de la salud visual pueden escudriñar los vasos sanguíneos de la retina, lo que, a su vez, permite evaluar la salud de los vasos sanguíneos en todo el cuerpo. De esta manera se suelen descubrir los indicios de hipertensión arterial o diabetes. 

De hecho, en la actualidad, las fotos de la retina pueden evaluarse automáticamente gracias a la inteligencia artificial (IA), que es una nueva herramienta prometedora para los profesionales de la salud visual.

LOS OCT GANAN PROTAGONISMO

La tomografía de coherencia óptica (OCT) se ha convertido en un método indispensable para los exámenes de la retina en las últimas décadas. Con su ayuda, se pueden obtener imágenes de alta resolución de las capas de la retina que, de otro modo, solo serían visibles al microscopio después de una biopsia. Los hallazgos obtenidos de esta manera no solo son valiosos para el diagnóstico de enfermedades oculares, sino para descubrir otras anomalías.

En la esclerosis múltiple, por ejemplo, el nervio óptico también suele estar inflamado y las imágenes de OCT ayudan con el diagnóstico y los exámenes para controlar el éxito de la terapia. Es posible que con este método también se puedan reconocer y evaluar enfermedades del sistema nervioso central, como el Parkinson o el Alzheimer.

En la esclerosis múltiple, por ejemplo, el nervio óptico también suele estar inflamado

Las enfermedades reumáticas también pueden provocar inflamación de la membrana coroidea del ojo (uveítis). En el caso de estas enfermedades autoinmunes, a menudo se requiere el asesoramiento oftalmológico de expertos, incluso si el tratamiento se coordina con reumatólogos y otros especialistas.

Las infecciones por virus también pueden afectar los ojos. Un ejemplo actual es el Covid-19, que no solo afecta la orofaringe y los pulmones, sino que también puede provocar conjuntivitis. Otros virus como puede ser el del herpes pueden causar inflamación de la córnea.