Inicio ÓPTICAS Y EMPRESAS Del aceite de ricino al plástico reciclado: Alain Afflelou dobla su apuesta...

Del aceite de ricino al plástico reciclado: Alain Afflelou dobla su apuesta por lo ‘eco’ en sus líneas de producto

Interior de una óptica de Alain Afflelou.

Alain Afflelou hace su balance ‘eco’ con motivo de la celebración del Día de la Tierra. El grupo, liderado por Eva Ivars, ha fabricado 100.000 gafas utilizando materiales sostenibles, y 50.000 estuches elaborados con plástico reciclado en los últimos doce meses.

En concreto, Alain Afflelou ha lanzado dos colecciones de gafas elaboradas con materiales sostenibles: 80.000 monturas y clips de MagicEco-Friendly -fabricadas a partir de aceite de ricino- y más de 20.000 de H2O -realizadas con botellas de plástico recuperadas del océano-.

La producción “ecorresponsable” de Alain Afflelou en el último año también se ha extendido a los cristales biodegradables, fabricando más de un millón de pares Bio Lens.

Alain Afflelou ha fabricado más de un millón de pares de Bio Lens en el último año

En lo que respecta a los estuches y fundas para guardar tanto gafas graduadas como de sol, se han distribuido más de un millón de bolsas de microfibra de plástico reciclado y más de 50.000 estuches para las gafas también de plástico reciclado.

Hace casi un año que Alain Afflelou se adhirió al Pacto Mundial de Naciones Unidas, convirtiéndose en la primera compañía óptica de España en ser miembro de esta iniciativa internacional que tiene, como prioridades el cuidado de las Personas, la Prosperidad y del Medio Ambiente.

Hace casi un año que Alain Afflelou se adhirió al Pacto Mundial de Naciones Unidas

Con lo que respecta a Planeta, la compañía trabaja en el objetivo 12 para lograr una gestión eficiente de los recursos naturales y la disminución de la generación de residuos complementando la producción ecorresponsable con la promoción de acciones de sostenibilidad a través de los centros ópticos, con la reducción del uso del papel en las ópticas o el reciclaje de gafas.

En el último ejercicio (finalizado el 31 de julio), la compañía registró una facturación de 107,4 millones de euros en España, un 13,7% menos frente a los ingresos obtenidos el pasado año. El descenso obedeció a los efectos que está provocando la pandemia de la covid-19 en el mundo.