Inicio ANÁLISIS De LVMH a Kering: los gigantes del lujo aceleran en el mercado...

De LVMH a Kering: los gigantes del lujo aceleran en el mercado global de las gafas

Oficinas de Thélios en Nueva York
Thélios es la empresa creada por LVMH y Marcolin en 2017.

Los titanes del lujo se colocan las gafas y ponen su mirada en todos los continentes.  LVMH y Kering han entrado de lleno al mercado de la óptica en alianza con otras compañías del sector. El objetivo de ambos conglomerados en competir con Essilorluxottica en el segmento de las gafas de alta gama.

La semana anterior, Kering dejó ver cómo ha sido la evolución de su división de eyewear, en el que opera desde 2014. En cinco años, Kering ha logrado consolidar un negocio con crecimientos anuales a dos dígitos, tanto así que, en 2018, facturó 495 millones de euros.

La división de eyewear de Kering, liderada por Roberto Vedovotto, un ex Safilo, superará la cifra de los 600 millones en el ejercicio 2019, y se convertirá en el segundo vendedor de gafas más importante del mundo, solo por detrás de Essilorluxottica.

Kering Eyewear cerrará el ejercicio 2019 con una facturación superior a los 600 millones de euros

Pero, ¿cómo ha logrado Kering tanto dinamismo? En base a acuerdos de producción con empresas de gran recorrido dentro del sector como, por ejemplo, con Safilo, que seguirá fabricando las gafas de Gucci, una de las marcas de referencia del titán francés, durante los próximos cuatro años.

La compañía, además, llegó a una asociación estratégica con Richemont, que le ha permitido incluir a Cartier dentro de su cartera de marcas. En la actualidad, tiene el control de la producción y la distribución  de Gucci, Saint Laurent, Bottega Veneta, Alexander McQueen, Stella McCartney, Alaïa, Brioni, Boucheron, Pomellato, McQ y Puma, además de la ya citada Cartier.

Por su parte, LVMH ha entrado en el negocio del eyewear de la mano de Marcolin, con la que en 2017 formó una joint venture llamada Thélios, que se encuentra en pleno proceso de abrir filiales a escala global.

Thélios, cuya sede está en la localidad italiana de Longarone, está pilotada nada más y nada menos que por Giovanni Zoppas que, durante los últimos siete años fue el consejero delegado y ejecutivo clave en Marcolin.

Thélios está pilotada por Giovanni Zoppas que, durante los últimos siete años fue el consejero delegado de Marcolin.

La joint venture de LVMH y Marcolin cuenta con una plantilla de 250 personas y se encuentra en operaciones desde abril de 2018. En la actualidad, Thélios está construyendo un nuevo centro de producción que le permitirá fabricar 4,5 millones de gafas al año.

El pasado septiembre, Thélios dio su primer gran paso dentro del negocio global de la óptica, al conseguir la licencia de Dior, una de las marcas míticas del grupo LVMH.

Durante los últimos 20 años, las gafas de Dior fueron fabricadas y comercializadas por Safilo que, gracias a esta marca, obtuvo unos ingresos de 125 millones de euros en 2018.

Tras el movimiento realizado por LVMH con Dior, la previsión es que sus diferentes marcas entren en el catálogo de Thélios de una manera escalonada, hasta lograr hacerse un hueco importante en el mercado mundial de la óptica.